Con dos disparos hallaron muerto a un profesional del derecho

467

Un profesional del derecho, egresado de una reconocida universidad del país, fue encontrado muerto por las autoridades policial al sur de la ciudad de Maracay, y el hecho como tal causó consternación y repudio colectivo dentro del gremio de abogados del estado Aragua.

Loading...

De acuerdo a sus allegados, Rafael Eduardo Aguirre Canelón, se desempeñaba como penalista en el Palacio de Justicia de Maracay y además profesor de la UBA en una de las cátedras del derecho.

Rafael Eduardo Aguirre Canelón, muerto

Se comentó de manera extraoficial, que al momento de su misteriosa desaparición, sus familiares y amigos empezaron a publicar en las redes sociales sus fotos y características, con la finalidad de encontrarlo o de que alguien tuviera conocimiento de su paradero.

Aguirre se encontraba desaparecido desde el viernes pasado cuando salió de la casa de su progenitora con rumbo desconocido. Presuntamente recibió una llamada telefónica.

Los familiares no habían puesto la denuncia como persona desaparecida ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, porque aún no había transcurrido el tiempo prudencial que se da para empezar la búsqueda en estos casos. La normativa estipula un lapso de 72 horas.

No fue sino hasta las 3:00 de la madrugada de ayer domingo que el abogado fue localizado muerto por funcionarios del Cicpc, específicamente en la calle El Canal en plena vía pública del barrio Brisas de Lago al sur de Maracay del municipio Girardot. El cuerpo presentaba al menos dos heridas por arma de fuego, de igual manera se pudo conocer que donde fue localizado el cadáver habría sido un sitio de liberación.

Asimismo se tuvo conocimiento que el vehículo donde se desplazaba el abogado no ha sido localizado por las autoridades. La víctima se trataba de Rafael Eduardo Aguirre Canelón, de 47 años de edad.

LOS HECHOS

Se pudo conocer extraoficialmente que al parecer Rafael Eduardo se encontraba de visita donde su señora madre, cuando recibió una llamada a su teléfono celular, saliendo del inmueble conduciendo un vehículo de su propiedad marca Corolla, año 2004, placa JAM96M, color grís, desde ese momento amigos y familiares desconocían su paradero.

Entre tanto una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas del Eje de Homicidios llegaron hasta la zona donde se encontraba el cuerpo para hacer las experticias y el posterior levantamiento del mismo con la finalidad de recoger evidencias que ayuden a dar con la identificación de los asesinos.

Del caso no se tiene mayores detalles, debido a que los familiares se encontraban consternados por la noticia y entre trámites y manejo de papeles, propio de estos casos, no aportaron información a los periodistas.

Extraoficialmente se pudo conocer que entre las investigaciones se manejan varias hipótesis que tienen que ver con la venganza por algún caso que no pudo ser resuelto por el abogado, y la del robo de sus pertenencias, ya que el vehículo propiedad del infortunado no ha aparecido.

CONSTERNACIÓN EN EL GREMIO DE ABOGADOS

Un grupo de profesionales del Derecho se acercó hasta la morgue de Caña de Azúcar, con el fin de corroborar la información que se corrió como pólvora entre la colectividad jurista del estado; Ya que el joven profesional era muy querido entre el gremio, además de una intachable carrera y muy buen compañero, tanto de labores como en el ámbito personal.

Los mismos exigieron que se haga una investigación exhaustiva para dar con el paradero de los homicidas, y encerrar tras las rejas a los responsables que enlutan al Colegio de Abogados y a sus familiares.

JOSÉ CARPIO G. | elsiglo

Loading...