Familias del sector La Frontera, zona ubicada entre los municipios Libertador y Lamas, trancaron el paso de vehículos hacia Santa Cruz y Palo Negro desde las 5:00 de la mañana de este miércoles, denunciando que llevan unos 15 días sin el preciado líquido y además padeciendo de otros problemas en la referida comunidad.

Loading...

Orlando Abreu, habitante del sector, manifestó a los reporteros de este medio de comunicación social que en esa barriada habitan alrededor de 96 familias y desde el 28 de diciembre dejaron de recibir el agua potable a través del sistema de tubería.

También le puede interesar: Gremio de docentes protestaron por salarios dignos

Al parecer, la bomba que alimenta la tubería del vital líquido se dañó a causa de un cortocircuito y lamentablemente el alcalde Erick Ramírez, quien lo elegimos a través del voto secreto y democrático para que resolviera los males de los servicios públicos, nos abandonó al final del año 2018 y comienzo del 2019.

“Ese señor tiene conocimiento de la sequía que está afectando a los vecinos de La Frontera y lamentablemente no tuvo una caridad piadosa para con nosotros y de una manera u otra nos enviara camiones cisterna para paliar tal situación”, dijo Abreu.

Ante su incapacidad de resolver el dilema, en una asamblea los pobladores decidieron realizar un trancazo en la carretera nacional con la intención de llamar la atención del Gobierno de Aragua y de los medios de comunicación social para elevar la denuncia pública, añadió.

– Y desde las 5:00 de la mañana, los moradores impidieron el paso de vehículos con la quema de cauchos y la colocación de objetos. Sin embargo, poco después Ramírez envió un escuadrón de policías para que metieran preso a nuestros hijos, expresó el denunciante.

Los funcionarios policiales detuvieron a cinco personas que reclamaban sus derechos expresados en la constitución nacional. “Nosotros no estamos protestando en contra del Gobierno regional o nacional sino contra las políticas del alcalde de Santa Cruz”, añadió.

Finalizó diciendo que gracias a la ayuda del dueño de la finca El Cambur, “los ciudadanos hemos podido sobrevivir en estos días de sequía, pero ya estamos cansados del jueguito. De no tener una solución en el transcurso de las próximas horas, las acciones de calle se harán sentir”.

Por su parte, Elvia González comentó por otra parte que el Gobierno les mintió de nuevo con el asunto de los perniles. “Nos dejaron como novia de pueblo y alborotados, es decir, que no comimos cochino en las festividades navideñas y fin de año.

“Tampoco hemos recibido los CLAP y ya tenemos más de un mes, nosotros no comemos una semana sino todos los días del año”, agregó la denunciante, quien le hizo un llamado a los responsables del programa a cumplir con lo prometido al pueblo que sufre y padece de la actual crisis económica en la actual coyuntura social.

 

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...