Fallecieron cuatro individuos tras sostener enfrentamientos con el Cicpc

Loading...

En el desarrollo de un operativo especial a manos de funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritos a la Subdelegación de Maracay, se escenificaron tres enfrentamientos o actos de resistencia con grupos hamponiles vinculados con una serie de delitos en la región, durante la madrugada y las primeras horas de la mañana de este jueves, con un saldo de cuatro muertos y la confiscación de igual número de armas de fuego.

Frente a ese reconocido local comercial se suscitó el enfrentamiento en la comunidad de San José

Se informó de manera extraoficial que las comisiones, bajo las directrices del comisario Gerson Ramírez, se subdividieron en grupos, tomando por sorpresa algunas barriadas consideradas como “zonas rojas” en la jurisdicción de Girardot, en la lucha diaria contra la delincuencia organizada y común y además brindando sensación de seguridad a los vecinos de esta región.

Inicialmente los sabuesos se dirigieron hacia San Vicente, al oeste de la ciudad, internándose después en un sector conocido como Los Terrenos de Mary, en donde se suscitó un intercambio de disparos. El suceso ocurrió propiamente en la calle principal en horas de la madrugada.

En la zona se incautó un arma de fuego

Durante la situación de violencia, los investigadores neutralizaron a dos presuntos hampones pertenecientes a una banda conocida con el remoquete de “El Joselo”, mencionada en los delitos de robo y hurto de vehículos, secuestro, extorsión, homicidios, cobro de vacunas y delitos menores.

También te pueden  interesar:Por defender a su progenitora delincuentes asesinaron a joven

Allí resultaron heridos Orlando José Castro alias “Orlandito”, requerido por el delito de hurto y además presentaba cuatro registros policiales por el mismo delito, se dijo a los reporteros; y Luis Pantoja, reconocido con el alias de “El Luisito”, quien presentaba igualmente registros por robo y en otros hechos previstos y sancionados en la legislación nacional. Vale precisar que fallecieron en el traslado a un centro asistencial del municipio Girardot.

CAYÓ EL CABECILLA

Mientras que en la calle 12 del barrio San José, frente a una arepera muy conocida en la zona este de la Ciudad Jardín, se escenificó aproximadamente a las 6:30 de la mañana de ayer un segundo enfrentamiento, donde resultó muerto el líder negativo de la banda de “El Joselo”.

Se trataba de José Angel Castro, a quien se le confiscó un armamento. Según las fuentes consultadas, la persona aparecía mencionada e investigada en varios asaltos a residencias y quintas de San José y Piñonal.

Hace cuatro meses atrás, el hombre, junto con sus compinches, robó una vivienda y recientemente en otros inmuebles, así como en algunos negocios. Se sospecha que el individuo se apostó desde tempranas horas de la mañana en las afueras de la arepera, con intenciones muy sospechosas.

Las comisiones policiales que efectuaban labores de patrullaje en esa urbe de la ciudad procedieron a darle la voz de alto y el sujeto esgrimió su arma de fuego, registrándose luego un enfrentamiento.

Con la premura del asunto, Castro fue trasladado al Seguro Social de San José, muriendo a los pocos minutos. La zona se acordonó por medidas de seguridad y asimismo se impidió el paso vehicular, mientras efectuaban las labores investigativas de manera provisional.

DIERON DE BAJA AL “MATAPOLICÍA”

Entretanto que en el barrio Bolívar, específicamente en la calle Libertad, aproximadamente a las 4:00 de la madrugada se registró otro evento, donde resultó muerto un sujeto conocido con el “El Morocho”.

Según las fuentes consultadas, el individuo era investigado por la comisión del delito de homicidio y herir asimismo a una ciudadana.
Aparecía como uno de los autores materiales de la muerte del oficial jefe Carlos Efraín Franco y su hijo Yonaiker González.

Además hirió a la esposa del funcionario, identificada como Yosmary González, quien se encuentra fuera de peligro. El doble homicidio ocurrió en Fundacoropo, en la parroquia Santa Rita del municipio Francisco Linares Alcántara.

Durante el proceso de investigación “en caliente”, los sabuesos recuperaron un arma de fuego y otras evidencias. El cadáver fue trasladado a la Morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...