Por defender a su progenitora delincuentes asesinaron a joven

Al menos cuatro delincuentes, tres de ellos con los rostros cubiertos con trapos, asesinaron a un joven de 29 años, quien resultó blanco de la acción delictiva por defender a su señora madre.

También te puede interesar: GNB le puso los ganchos a dos sujetos solicitados

delincuentes
Imagen referencial

La víctima de ese hecho de sangre fue identificada como Delguis Antonio Nieves Díaz, quien residía en la calle 4 del sector San José, zona ubicada en la vía que conduce a la parroquia Zuata del municipio José Félix Ribas.

Yerdalin Núñez, hermana del ciudadano, manifestó en las afueras de la Morgue de Caña de Azúcar a los reporteros que el suceso ocurrió a la 1:00 de la madrugada del martes en su residencia, cuando la familia (cinco integrantes) a esa hora de la noche se encontraba jugando una partida de dominó y oyendo música tranquilamente.

Los extraños visitantes sorprendieron y además perturbaron la tranquilidad de las cinco personas, incluyendo a hombres y mujeres.

Seguidamente, “mi madre entró en una crisis de nervios y comenzó a reclamar la actitud abusiva de esos sujetos. Uno de los antisociales sometió a mi madre e inmediatamente Delguis salió en su defensa”.

Como la situación subió de tono, en medio de la inseguridad, uno de los antisociales esgrimió un arma de fuego, accionándola en contra de mi hermanito a nivel del intercostal.

Tras desplomarse sobre un charco de sangre, los bandidos sometieron a todos los presentes para despojarlos de celulares, dinero en efectivo y demás cosas personales.

Una vez que lograron su cometido, los tres encapuchados y el otro sujeto que mostraba su rostro, salieron corriendo de la vivienda y se presume que en las afueras de la vivienda los esperaba una quinta persona a bordo de un vehículo.

En medio del zaperoco, “mi hermano fue trasladado al Hospital José María Benítez en La Victoria, donde quedó recluido bajo vigilancia facultativa, pero falleció poco después. La trayectoria balística afectó órganos de vital importancia”, señaló la denunciante.

Añadiendo que “esos individuos no son de la zona, ni mucho menos los he visto en la parroquia Zuata. Mataron a mi hermano porque él salió en defensa de mi madre y el resto de la familia”.

– Me quitaron a mi hermano, quien fuera una gran persona, de altos principios y respetuoso de los derechos individuales, y se dedicaba a su trabajo para ayudarse en estos momentos de crisis y aportar su ayuda en la casa. Hoy estamos destruidos de dolor.

Comentó que “esperaba que los funcionarios del Cicpc dieran con la identidad y paradero de esos señores que actuaron vilmente contra mi hermano”.

Ahora el caso quedó en manos de los investigadores de homicidios alojados en la Base de San Pablo en Turmero. El cadáver fue trasladado a la Morgue de Caña de Azúcar.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...