Comerciantes resignados con la llegada del bolívar soberano

Loading...

A escasas horas de llevarse a cabo la reconversión monetaria, los bancos han anunciado como medida principal para hacer “menos traumático el proceso” un período de 24 horas en los que la banca en línea estará fuera de servicio, cuya medida es conocida como “black out”, así que los comerciantes y usuarios dieron su opinión acerca de las consecuencias que puede traer dicha medida.

En una venta de verduras en uno de los sectores de Caña de Azúcar, Douglas Andrés Arraiz, Hismar Lugo y Sunelys Velásquez comentaron que ellos en su negocio se verán bastante afectados con el hecho de que durante la tarde del domingo y casi todo el lunes se suspendan los servicios de banca online, pues no tendrán oportunidad de vender esa mercancía que es perecedera.

Los puntos de venta y banca electrónica dejarán de funcionar por 24 horas entre domingo y lunes

“Imagínate, esa mercancía se daña, entonces si pasamos un día sin trabajar se nos daña toda esa mercancía, porque el lunes además de feriado, no va a funcionar ningún sistema de pago sino el efectivo. ¿Y cómo hacemos para pagar si tampoco va a haber efectivo por la reconversión?”, relató Velásquez.

Por su parte, Hismar Lugo destacó que no solamente los va a afectar en las ventas y en la calidad de su mercancía, sino también al momento de comprar productos propios, pues como tampoco estarán disponibles los puntos de venta, ni las transferencias bancarias, no podrán comprar nada para ellos.

“Eso es una locura, porque eso es que se paralice el país, si no va a haber puntos ni nada de eso, imagínate los enfermos, si hay que comprarles algún remedio de emergencia, las familias no van a poder hacer nada”, declaró Lugo.

En ese mismo orden de ideas, Manuel González, que se encontraba en un kiosko comprando café para tomar por la mañana y un par de cigarrillos, explicó que esta reconversión se ha hecho de una manera para nada cómoda, de hecho el proceso se ha vislumbrado muy complicado desde un principio porque “ellos (el Gobierno) no estaban preparados para lanzar una reconversión, y por supuesto nosotros como pueblo tampoco”.

De la misma manera estuvo en total acuerdo con Douglas Andrés Arraiz cuando explicó que se paralizaría todo el país, pues se trata de todo un día que estarán sin utilizar los servicios de la banca electrónica, así que eso hace que se atrasen los pagos de todos los productos y servicios.

En respuesta a la obligada pregunta sobre qué tan grande será la afectación en la población, González respondió que “hay quienes se van a ver afectados pero ya van a estar conscientes de que estas medidas son así, pero a otros les va a tomar por sorpresa porque todavía siguen creyendo que estas medidas van a componer la economía”.

También te puede interesar: Comerciantes a la expectativa en el manejo del dinero

Para finalizar, el señor que atendía amablemente el kiosko, a quien llamaremos Juan Rosales, pues prefirió no ser identificado, destacó que “no estamos preparados para nada, estamos obligados a acatar algo que no queremos, es decir, que estamos resignados”.

Del mismo modo, explicó que él no trabajará el día lunes porque además de ser feriado por dictamen presidencial, sin punto de venta ni transferencias es imposible que se pueda trabajar. En cuanto al día martes que ya comenzaría a ser laboral, recalcó que espera que los venezolanos poco a poco se vayan acostumbrando al proceso, porque de lo contrario será bien complicado el manejo del efectivo y el dinero electrónico.

ANDRESSA GARCÍA | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...