Con tantas carencias los abuelitos no tienen nada que celebrar

Loading...

Recientemente se conmemoró el Día del Adulto Mayor, como tributo de la iglesia católica a San Joaquín y Santa Ana, abuelos de Jesús, por parte de María. A pesar de ser un día para el disfrute y la honra de los viejitos, el panorama real es totalmente distinto: penurias y abusos manchan el día a día de los adultos mayores.

También te puede interesar: Movimiento Robert Serra calificó de exitosa iniciativa del Plan Vacacional

abuelos
Cerlando Contreras, Manuel Herrera , Luis Colmenares

Para Luis Colmenares desde hace mucho tiempo no existen días de celebración, al contrario, los viejitos sufren diversas situaciones que les impiden incluso tener un buen día.

“Nosotros los abuelos celebramos este día muy tristes debido a la situación que se está viviendo en el país; no hay insumos médicos, hay mala alimentación, hay crisis, porque no alcanza el dinero de la pensión, entre otras muchas cosas”, señaló.

Por otra parte, en las adyacencias del Hospital Civil de Maracay abundan las personas de la tercera edad en situación de calle, quienes viven a expensas de lo que le pueden ofrecer las personas y organizaciones de ayuda; Manuel Herrera, de 67 años, es uno de ellos. Toda la semana convive en el hospital y ahí espera a que se acerquen para darle desayuno, almuerzo o cena, mientras que los viernes, sábados y domingos se traslada al parque El Ejército Las Ballenas para que le regalen las sobras de comida rápida que venden en el lugar.

Por la calle andamos a la buena de Dios, por eso en este Día del Adulto Mayor quiero recordarle al presidente Nicolás Maduro que él prometió un hospital o algo así como un cuartel para los viejitos, cosa que necesitamos porque nosotros sufrimos. A veces nos dan comida, pero otras veces nos maltratan, y existen casos como en Negra Hipólita en Caracas que sólo les dan a los viejitos arroz con azúcar para las tres comidas”, indicó Herrera.

Además, este abuelito sugirió que dentro del recinto que le pide al Gobierno cada uno tenga una cama, así sea pequeña, y un televisor para dar la sensación de hogar a quienes viven en la calle. En este sentido, agregó que esta etapa de su vida no la vive a plenitud, pues carece de muchas cosas para sentirse tranquilo y realizado, como un techo bajo el cual vivir y comida segura para subsistir.

Por su parte, Cerlando Contreras comentó que todos los días se deben celebrar a los abuelos con respeto y apoyo. No obstante, le pidió al Gobierno mayor responsabilidad con los viejitos, pues muchas veces se sienten olvidados. La falta de atención y de respeto la padecen día a día en las camionetas, en las colas para cobrar la pensión y para comprar comida, así como también en las instituciones públicas cuando van a realizar algún trámite.

No estamos disfrutando esta etapa a plenitud, pero sí tenemos muchas penurias; eso no hay que dudarlo. De hecho, ¿cómo es posible que yo vaya a cobrar mi pensión, que la tengo ganada y merecida, y tenga que vivir un calvario antes de que me atiendan? Además, llego a la taquilla y no puedo ni siquiera retirar el dinero completo. Eso es un abuso”, recalcó.

Es evidente, entonces, que para los viejitos no existen celebraciones que les hagan olvidar todas las necesidades que están pasando producto de la complicada situación económica que atraviesa el país. Después de tantas experiencias y vivencias recogidas a lo largo de sus años sólo desean tener una vejez tranquila y alegre, pero en Venezuela esta no es una tarea fácil.

MELANIE PAYARES (pasante) | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...