Cuatro años sin agua tienen en Guayabal

Loading...
Desde hace aproximadamente cuatro años, los residentes del sector agrícola Guayabal, municipio Revenga, se encuentran sin recibir el suministro de agua por tuberías, esto luego de que se presentaran problemas en los cuatro pozos de surtido del sector, que los dejaron en la sequía perenne.
Imagen referencial

Los habitantes indicaron estar cansados de cargar el vital líquido y de no recibir respuestas por parte de la municipalidad que al parecer ha dado una mirada indiferente a este inconveniente que los agobia cada vez más, pues hasta el momento no se pronuncia para el arreglo y los pocos camiones cisternas que les envían no les alcanza para subsanar la situación.

Este problema mantiene molestos a los lugareños, quienes manifestaron que se han visto en la obligación de recurrir con sus tobos y botellones a “chorritos” y a empresas vecinas, para de esa manera poder realizar los quehaceres del hogar y aseo personal.

Efraín Hernández, residente de la comunidad afectada, dijo, “esta situación que se ha venido presentando es inconcebible, pues el agua es indispensable para el desenvolvimiento de la vida diaria y es un abuso que la única forma de conseguirla sea zanqueando de empresa a empresa, teniendo cuatro pozos inactivos”.

Por su parte, Luisana Tovar señaló, “pasamos todo el día llenando tobos, porque es la alternativa que tenemos ante los altos costos de los cisternas, sin embargo, en mi casa hay momentos en los que se nos vacían los pipotes, ya que las empresas no siempre ayudan y el camión de la Alcaldía está dañado. Estamos pasando las de Caín y a nadie parece importarle”.

Los pobladores de este sector de Revenga esperan que este inconveniente sea solucionado a la brevedad posible, pues este es sólo el epicentro de un centenar de problemas.
“Estamos de manos atadas, no sabemos qué hacer ni a quién recurrir para pedir ayuda, porque hasta el Gobernador ha venido y todo se queda en promesas. Entonces estamos atados de brazos”, manifestó Nakari Rivero.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...