Compradores molestos por las cremas dentales “caras y malas”

Loading...
Acostumbrados a las tradicionales y excelentes cremas dentales nacionales, los consumidores sufren con la proliferación de dentríficos importados, con marcas fantasmas y costos elevadísimos.

Los compradores llegan a pagar entre 400 y 800 mil bolívares por una pasta dental importada, que a criterio de la gran mayoría de las personas, no garantizan la higiene bucal debido a su mala calidad y origen desconocido.

Pero como es un producto de primera necesidad, los consumidores asumen los costos y la compran a regañadientes.

“Estas cremas tienen un sabor diferente, huelen extraño y no me han dejado satisfecha con los resultados, ojalá que vuelva la producción de pasta dental venezolana, esa era la mejor y de excelente calidad”, aseguró Zoraida García.

De igual manera, María González manifestó que “estas cremas no son venezolanas, me parece que son malas, pero las compro porque su uso es necesario. Gracias a Dios hasta ahora he tenido para adquirirla, pero sinceramente el sueldo mínimo no me alcanza para pagarla”.

Igualmente opinó Oswargelis Ache, quien dijo: “me parece que su calidad es pésima, fatal, sus costos exorbitantes, todas las personas no tienen la posibilidad de pagarla.

Es triste saber que hay quienes cuentan sólo con el sueldo mínimo para comprar sus productos básicos, y el salario no alcanza para nada”. Ache agregó que “vivir en Venezuela ahora es un lujo, todo está excesivamente caro”.

YORVELIS ROJAS (pasante) | elsiglo
fotos | JUAN CARLOS BENÍTEZ

Loading...