Incendios forestales siguen afectando a varias comunidades

Los incendios siguen arrasando con las áreas de montañas cercanas a la ciudad de Maracay, lo que ha generado un afectación entre los vecinos de dichas zonas, donde el humo y los desechos de la quema mantienen en jaque a la gente, especialmente a quienes padecen de enfermedades respiratorias.
En la gráfica se observa algunas llamas producto del incendio ocurrido

En este sentido, en los incendios originados el pasado lunes en los linderos del municipio Mario Briceño Iragorry, muchos fueron los sectores que se vieron perjudicados por el denso humo, en especial la comunidad Alma Máter 2.

Sobre la situación, Jacqueline Troser manifestó que “el humo era insoportable, tuvimos que cerrar todas las ventanas de la casa y aún así se sentía el olor, eso causa enfermedades respiratorias”.

Por su parte, Joaquín Alfonso comentó que “como la humareda era espesa se metía a la casa y poco podíamos ver, las llamas eran altas, caían pelusas producto de la quemazón, así no se puede dormir”.

(Lea también:Enfermeras protestaron en La Victoria)

Igualmente, Ámbar Risso sostuvo que “la anoche del lunes tuvimos que trancar las ventanas, las montañas y el cielo se veían naranja, porque el fuego estaba fuerte por el viento”.

BOSQUES SIN VIGILANCIA

José Rodríguez, representante de la Brigada Contra Incendios Forestales

El representante de la Brigada Contra Incendios Forestales, José Rodríguez, aseguró que los incendios forestales de los últimos días han sido generados por personas que realizan trabajos de santería en el bosque, quienes emplean velones para hacer altares.

Asimismo, Rodríguez expresó que a ello se le suman “algunas personas fumadores que hacen reuniones o van a campar en los ríos y lanzan las colillas de cigarro, eso genera incendios en época de sequía”.

De esta forma, indicó que la situación se podría evitar si existiera una vigilancia en las zonas forestales de la ciudad, pero lamentablemente no existe una policía de este tipo en la entidad.

Con respecto a las acciones que deben tomarse para apaciguar las llamas, precisó que “generalmente no hay recursos para eso, el deber ser es que se combata con drones, pero acá en Maracay no contamos con eso para controlar los incendios”.

Igualmente estimó que se han quemado alrededor de 200 hectáreas y lo preocupante es que el fuego llegue a la selva nublada, donde habitan numerosas especies que están en peligro.

Ante las repercusiones que tienen estos incendios en el medio ambiente, comentó que incrementan el calentamiento global, afectan la biodiversidad y ocasionan enfermedades respiratorias en la población.

Finalmente precisó que una forma de control de eventos de esta magnitud es a través de contrafuegos verdes, cuya finalidad tiende a evitar la deforestación vegetal.

JANINE OJEDA | elsiglo
fotos | JUAN CARLOS BENÍTEZ

elsiglocomve elsiglotv

Loading...