Pionyang armada ante amenazas occidentales

Loading...

 El conflicto en la península coreana se remonta al año 1945, luego de la rendición de Japón y sus aliados al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Desde ese momento Corea se convirtió en una nación dividida en dos, al norte con un sistema político comunista, apoyado por la Unión Soviética (URSS), y al sur con una gobernabilidad capitalista, apadrinada por Estados Unidos (EEUU).

En 1950, tras las tensiones generadas en la Guerra Fría, se desató el conflicto armado entre el Norte (aliada con China y la URSS) y el Sur, apoyada por EEUU. El territorio quedó devastado, causando la muerte de muerte de más de 3 millones de personas.

A principio de 1953, luego de varios intentos de lograr un pacto de paz, Norcorea y Surcorea finiquitaron un acuerdo para un alto el fuego. Desde ese momento Norcorea comenzó levemente su programa nuclear en 1962.

Con el transcurrir de los años, las dos coreas estuvieron inmersas en procesos de tensiones y negociaciones, con el fin de lograr pacificar la península. No es hasta 2006 que Pionyang, capital de Corea del Norte, realiza su primer ensayo.

Esto ocurrió luego de las serias amenazas del presidente de los Estados Unidos, George W. Bush (2001-2009), quien puso a Norcorea como epicentro de un ataque preventivo nuclear, el cual “ponía en riesgo la independencia y supervivencia de la nación”, según indicó el embajador norcoreano, Ri Sung Gil, en declaraciones a Últimas Noticias.

Occidente ha querido colocara a Corea del Norte como una nación que amenaza la paz, pero este país alega que solo se arma para defenderse ante una hipotética guerra. Actualmente.

Las tensiones entre Seúl y Pionyang han vuelto a ser el foco de la comunidad internacional, debido al desarrollo atómico norcoreano que se sigue perfeccionando.

Voceros de ese país han aclarado que el “programa nuclear es solo para disuadir las agresiones de EEUU y que nunca se usaría contra otras naciones, a no ser que ataquen primero”.

Por su parte, el mandatario estadounidense, Donald Trump, ha amenazado con “fuego y furia” a Pionyang, ya que la nación asiática sigue llevando a cabo pruebas nucleares y lanzamientos de misiles intercontinentales, capaces de llegar a norteamérica.

Mientras, Estados Unidos, en conjunto con Japón y Corea del Sur, realiza maniobras de carácter militar en la península, que han generado el rechazo del Gobierno de Kim Jong- un, aumentando aún más las tensiones.

Algunos analistas afirman que los intereses reales de EEUU son cercar a los vecinos de Pionyang; Rusia y China.

Fuente:ÚltimasNoticias

Loading...