Usuarios rechazaron aumento a mil bolívares

Loading...

Ayer, los usuarios del transporte público fueron sorprendidos por el aumento de la tarifa, pues las rutas urbanas comenzaron a cobrar una tarifa de mil bolívares, mientras que las suburbanas subieron el pasaje a 1.500 bolívares.

transporte

La medida tomada por los trabajadores del volante fue rechazada por los aragüeños de a pie, lo que se pudo conocer luego que el equipo reporteril del diario elsiglo realizara un recorrido por la avenida Bolívar de Maracay.

Al respecto, Ana Fuentes consideró la nueva tarifa como exagerada; ya que a su juicio las unidades de transporte público no están en óptimas condiciones. Aseguró que diariamente utiliza camionetas para trasladarse a sus destinos. “Tenemos que guardar aproximadamente 50 mil bolívares para puro pasaje”, dijo.

Denunció que los transportistas y los colectores maltratan verbalmente a los usuarios, así como no pararse cuando los mismos se encuentran en las paradas.

Asimismo Heidy González opinó, que es un abuso el incremento porque las unidades están en pésimas condiciones. La usuaria, quien vive en el sector Los Samanes, municipio Girardot, aseguró que todos los días abordan camionetas y que el aumento le afecta el bolsillo.

González piensa que los transportistas esconden las unidades en las horas picos para poder cobrar tarifas más altas.

Por su parte, Alicia Mendoza criticó que los choferes no se paran cuando ven en las paradas a las personas de la tercera edad y discapacitadas. Aseguró que ha tenido que permanecer hasta una hora esperando una camioneta, situación que ha ocasionado que tenga que caminar varias cuadras o simplemente ir en el estribo.

Mientras que David Loreto, a pesar de que su economía se afecta por el incremento, consideró que los trabajadores del volante también sufren la inflación que atraviesa el país actualmente.

Agregó que el transporte público se ha colapsado desde hace aproximadamente dos meses por la falta de unidades; ya que las mismas se encuentran inactivas por la escasez y altos precios de repuestos, cauchos y baterías.

Lo cierto que muchos usuarios del transporte público, especialmente personas de la tercera edad y estudiantes expresaron su molestia por lo que consideraron irrespeto por parte de algunos conductores; quienes les obligan a cancelar pasaje completo.

ZULEIKA ROSALES | elsiglo
foto | FAUSTINO PÉREZ

Loading...