Venta de desayunos no son para «hacerse millonarios»

La venta de desayunos siempre ha sido un rubro fuerte y muy aclamado por los consumidores, facilitando la vida cotidiana de las personas.

Es por eso que los comerciantes de empanadas, tequeños y demás desayunos en el municipio San Joaquín de Carabobo, afirmaron que las ventas se han mantenido a pesar de la situación económica.

Expresaron que siempre hay un cliente, sobre todo para los puestos de comida que tienen mucho tiempo en la zona y poseen clientes fijos, ya que muchas personas no les da suficiente tiempo de cocinar en sus hogares y prefieren comprar algo ya hecho.

También destacaron que la temporada escolar siempre es el punto de mayor auge de las ventas, puesto que los representantes también optan por esta facilidad, incluidos los estudiantes universitarios.

Los desayunos más destacados y que prevalecen en el tiempo son las empanadas y los tequeños. Los vendedores enfatizaron que los sanjoaquineros son «clásicos» a la hora de pedir desayunos, por lo que las empanadas de jamón y queso, queso, carne molida y pollo nunca pueden faltar.

También te puede interesar: Comerciantes han tenido que “desocupar” sus negocios por bajas ventas

Más detalles sobre venta de desayunos

Sin embargo, aunque afirmaron que las ventas se mantienen constantes, las ganancias les da para recuperar la inversión y vivir del día a día, no para «hacerse millonarios».

La señora Jenny Carreño, vendedora en las zonas adyacentes a la plaza Bolívar de San Joaquín, manifestó que tanto ella como su esposo, además de la venta de empanadas y tequeños, tienen otros ingresos, para así poder subsistir con más holgura económica.

«Uno se mantiene porque mantenemos los precios, más o menos uno busca la manera de que compren, tomando en cuenta el sueldo de la gente», explicó Jenny Carreño.

A su vez, resaltó que vende acompañantes como jugo, café, maltas y refrescos, para así tener un surtido de productos que les permite ofrecer diversidad a sus clientes.

Por su parte, los precios de las empanadas oscilan entre los 25 bolívares hasta los 40 bolívares. Además, anexaron a su menú combos, que se adaptan al bolsillo de los compradores, como 3 empanadas más una bebida en 100 bolívares.

Asimismo, la señora Mileidy Zambrano, también vendedora de esa zona del municipio, puntualizó que uno de los aspectos importantes de las ventas de su negocio es el punto que tiene.

Movimiento en los comercios

A pesar de tener poco tiempo en ese puesto, ha tenido buenos resultados, encontrándose en una parada de autobuses donde pasan muchas personas hacia sus trabajos, escuelas, entre otros.

«Las ventas son muy buenas, el punto es muy estratégico. Hay días malos, como también hay días muy buenos», manifestó Mileidy Zambrano.

En este sentido, como en todo comercio tienen días mucho más movidos que otros, empezando la zafra el día miércoles, ya que lunes y martes suelen ser un poco más lentos.

Mientras que las ventas de los desayunos culminan a las 11:00 o 12:00 del mediodía, la venta de café se mantiene en gran parte del día, siendo uno de los que más se vende.

Ingrid Montero, vendedora de café, tiene movimiento de personas en la mañana y también en la tarde, coincidiendo con la salida de la gente a sus trabajos y el regreso de los mismos.

«Es algo bastante factible, hay días que se vende bastante y otros que no. Lo importante es perseverar», enfatizó.

Así bien, los comerciantes mantienen este rubro por la afluencia de clientes y la facilidad que les brindan, sin embargo en su mayoría tienen que tener un ingreso adicional para poder tener más disponibilidad de dinero.

ALEJANDRA BUITRAGO | elsiglo

MG