Julio Borges cuestiona visita de Delcy Rodríguez a Bruselas

210

El dirigente político de Primero Justicia, Julio Borges, criticó este lunes la visita de Delcy Rodríguez, vicepresidente del régimen de Nicolás Maduro, a Bruselas, para participar en la cumbre CELAC–UE.

Borges afirmó que Rodríguez no debió ingresar a Europa, ya que está sancionada, y alertó que el régimen usa este tipo de concesiones para legitimarse y no para avanzar hacia una salida democrática.

Borges expresó que no se entiende cómo se deja entrar a Rodríguez a la Unión Europea, siendo una persona sancionada y recordando el escándalo que generó su último intento en España. “La única explicación es que la Unión Europea quiera hacerle ver a Delcy Rodríguez que si ellos, la dictadura, se mueve a un cuadrante de unas elecciones competitivas, se les abre el mundo democrático. De resto, no se comprende”, dijo.

Julio Borges pide más presión internacional

El opositor advirtió que hasta ahora el régimen de Maduro ha aprovechado este tipo de gestos para afianzar la represión y no conceder ningún tipo de garantía electoral.

“Lo peor que puede pasar en el caso de Venezuela es que los países democráticos del mundo no presionen en este momento a que haya unas elecciones competitivas”, agregó.

Borges también señaló la contradicción entre el discurso de Jorge Rodríguez, hermano de Delcy y presidente de la Asamblea Nacional chavista, quien dijo que la Unión Europea no entra en las elecciones en Venezuela, y la visita de Delcy a Bruselas.

Cambio Democrático

“Este es un momento en el cual se tiene que hacer todo el esfuerzo para lograr el cambio democrático en Venezuela y no convertir la tragedia venezolana en parte del paisaje”, manifestó.

Finalmente, destacó que el régimen de Maduro es un peligro real para la estabilidad de la región por sus vínculos con el crimen organizado y el terrorismo, así como por la crisis migratoria que provoca.

Lee también: Julio Borges pide anteponer el país a cualquier “individualidad”

“No puede ser que países como Brasil, Argentina y México se conviertan en los promotores de la dictadura venezolana en lugar de los factores que presionen por la democracia, los derechos humanos y el progreso económico de nuestro pueblo”, concluyó.

elsiglo