Comparsas agitan las calles de Brasil en último día de un Carnaval atípico

142

Miles de personas llenaron este domingo de música, purpurina y color las calles de Sao Paulo y Río de Janeiro (Brasil) en el último día de un Carnaval fuera de época que ha sepultado el silencio dejado por la pandemia.

último día de Carnaval en Brasil
FOTO: CORTESÍA

Tras los fastuosos desfiles del sambódromo en Río de Janeiro, que terminaron esta madrugada, los “blocos”, como se conocen las comparsas callejeras, pusieron hoy la guinda final a un intenso fin de semana de celebraciones en el que fue el primer Carnaval tras la pandemia en Brasil.

Sin el beneplácito de las autoridades locales, que hicieron la vista gorda, decenas de comparsas callejeras desfilaron por Sao Paulo y Río de Janeiro en un clima de completa normalidad prepandemia: sin mascarillas y aglomerados.

Con el fin de la emergencia sanitaria por covid decretada por el Gobierno, los “blocos” arrastraron a miles de personas vestidas con llamativas ropas al ritmo de canciones típicas de carnaval, un momento que era esperado desde que en 2020 se suspendió la fiesta debido al inicio de una pandemia que ha dejado más de 663.000 muertos en el país.

Las comparsas tenían previsto salir a las calles el pasado febrero, fecha oficial del carnaval, pero la variante ómicron arruinó sus planes y se vieron obligadas posponer la fiesta para después de la Cuaresma.

En Río de Janeiro, comparsas tradicionales como “Boitatá” y “Boi Tolo” tomaron el centro de la ciudad, mientras que en Sao Paulo “Charanga de França” y “Unidos do Swing”, entre otras, agitaron el corazón financiero de Brasil.

La fiesta callejera de este año fue tan solo un aperitivo de lo que se espera el próximo año, ya que cientos de “blocos” dejaron de desfilar este año debido a la falta de apoyo por parte de la Alcaldía de sendas ciudades, que solo promovió los desfiles en el sambódromo por temor a una propagación de los casos de coronavirus por las aglomeraciones.

FUENTE: EFE