Sicarios mataron a pareja e hirieron a un niño de 10 años

Un hombre y una mujer resultaron muertos, cuando sicarios los sorprendieron ayer en horas de la mañana frente a su vivienda, en el sector Santa Inés, barrio Caridad del Cobre 1, calle 8, municipio Francisco Linares Alcántara; en el hecho resultó herido el hijo de ambos, Jesús Daniel, de 10 años de edad.

El Cicpc inició las averiguaciones correspondientes para dar con los asesinos de estas personas

Las víctimas quedaron identificadas como Darwin Enrique García Bustillos, de 47 años de edad, conocido con el alias de «El Guajiro» y Anaís Dayana Lucena (40). El ciudadano murió en el acto, quedando dentro de su vehículo, marca Volkswagen, modelo Gol, año 2007, color beige, placas AD013FK.

La policía informó que la pareja, junto al pequeño iban a salir, cuando fueron interceptados por varios sujetos, quienes sin mediar palabras, sacaron armas de fuego y comenzaron a disparar.

Los tres ocupantes del vehículo recibieron impactos de bala, mientras que los atacantes aprovecharon el desconcierto de los transeúntes para irse del lugar. Algunos conocidos de la familia se acercaron hasta el carro, cerciorándose del estado de García Bustillos, su esposa e hijo.

Se percataron que la dama y el menor, que quedaron tendidos en el piso del carro, aún estaba con vida, los auxiliaron y los llevaron al Seguro Social de La Ovallera.

Lamentablemente Anaís Dayana murió minutos después del ingreso al Seguro, por herida de arma de fuego en la región frontal izquierda.
El niño presentó herida en el parietal izquierdo, sin salida, y debido a su delicado cuadro clínico fue trasladado al Hospital Central de Maracay, quedando bajo estricta observación facultativa.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas se hicieron presentes en el sitio del ataque armado. Además de realizar el levantamiento del cadáver de García Bustillos y de cumplir los protocolos para retirar el cuerpo de Lucena en La Ovallera, iniciaron las averiguaciones de rigor sobre este caso.

Por el momento de este doble homicidio, se maneja como móvil la venganza, aunque no se descartan otras hipótesis.

Se ha analizado el accionar de los atacantes, manejando las versiones de quienes se encontraban en el sitio para el momento; se asegura que actuaron con cautela para llegar a la familia y que al tenerlos en el blanco, dispararon con saña, sin importar el resultado final de su «tarea».

En el lugar, los pesquisas de la policía científica colectaron evidencias de interés criminalístico y esperan revisar los registros de algunas cámaras de seguridad que se encuentran en la calle 8.

Los cadáveres fueron trasladados a la morgue de Caña de Azúcar para las autopsias de ley.

HBRI. | elsiglo