Radicalización en Ribas se vive a media máquina

La mañana de este viernes, las calles y avenidas del municipio José Félix Ribas en el estado Aragua, pese a la radicalización de la cuarentena ante el rebrote de Covid-19, se mantuvieron con buen movimiento de personas, las cuales al parecer dejaron a un lado los protocolos de prevención.

Loading...
El volumen de personas fue considerable en las calles

Y es que a través de un recorrido por las calles del municipio más grande del eje Este del estado Aragua, se pudo evidenciar, como el mal uso del tapabocas, la ausencia del distanciamiento social y casi ausente colocación de gel antibacterial, fueron el factor denominador en lo que va de semana.

En este sentido, según se verificó, los comerciantes cumplieron hasta el momento con los horarios establecidos en Gaceta Extraordinaria Nº 451 emitida por la Gobernación de Aragua, en la que se incluye 13 sectores económicos. No obstante, algunos de los no establecidos subieron su santamaría en horas de la mañana, pero inmediatamente fueron clausurados por funcionarios policiales.

Con respecto a este tema, fueron muchos los vendedores, quienes coincidieron, que pese a que se están rigiendo por las normas emanadas por las autoridades, lamentan e panorama, ya que son muchos los que necesitan laborar, no sólo para no perder los negocios, sino además sobrevivir en sus núcleos familiares.

"Sabemos la situación que se está viviendo en la actualidad y entendemos las medidas tomadas por quienes llevan las riendas del país, sin embargo, para nosotros es un retroceso en todo lo que veníamos haciendo desde principios de año, donde ya manteníamos un buen desarrollo. Esperemos que todo mejore rápido", manifestó Alyarí González.
Para finalizar, en el centro de la ciudad también se observó en horas de la mañana, un alto tráfico vehicular, lo que dista de ser una semana de radicalización en la que sólo los ciudadanos que forman parte de sectores "esenciales" deben circular por la ciudad.

CUERPOS DE SEGURIDAD PRESENTE

A la luz de las medidas tomadas por el Gobierno, funcionarios de diversos cuerpos de seguridad, entre los que destacan los de la Policía Municipal de Ribas, se desplegaron por las principales calles y avenidas de las cinco parroquias ribenses, para ser garantes de que se cumplan con las medidas de bioseguridad.

Los puntos de control estuvieron presentes en el centro de La Victoria, hasta luego del mediodía, cuando comenzó a bajar el volumen de personas.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...