Tensiones internacionales y legislativas por la detención de Áñez en Bolivia

El encarcelamiento de la expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, ha generado tensiones en el Parlamento Nacional entre oficialistas y opositores, además de apoyos y críticas desde el exterior al Gobierno de Luis Arce, quien se ha defendido de sus detractores.

Loading...
Bolivia
Foto: Archivo

A nivel interno, la pelea se trasladó este jueves al Legislativo, donde hubo una accidentada sesión de la Cámara de Diputados en la que el oficialismo buscaba aprobar una resolución en contra de lo que considera una "injerencia" de la Organización de Estados Americanos (OEA) por los pronunciamientos del organismo sobre la situación de Áñez.

El gubernamental Movimiento Al Socialismo (MAS) ya aprobó en la víspera una resolución en ese sentido en el Senado y promovió lo mismo en la Cámara baja en esta jornada, en medio de airadas protestas de las bancadas opositoras de Comunidad Ciudadana y Creemos.

La tensión fue tal que cuando el diputado opositor Erwin Bazán se acercó a la testera de la Cámara baja para hablar con la directiva, dos parlamentarias oficialistas lo tironearon de los brazos y lo obligaron a retroceder a empujones hasta el pasillo del hemiciclo, donde se armó una discusión entre parlamentarios de ambos bandos.

"El MAS es violencia" y "fraude" fueron las consignas opositoras, mientras que el oficialismo gritaba "justicia" y "asesinos".

El partido gubernamental finalmente impuso su mayoría para aprobar la resolución, que fue rechazada por las bancadas opositoras como ocurrió en el Senado.

PELEAS INTERNACIONALES

Al margen de las peleas internas, el Gobierno de Arce está enfrascado en una disputa con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, a quien responsabiliza por la salida del poder de Evo Morales en el 2019 que para el oficialismo fue producto de un "Golpe de Estado".

Leer más: Jeanine Áñez fue trasladada a La Paz para legalizar su detención

El organismo y el Ejecutivo boliviano han intercambiado en los últimos días críticas, acusaciones y advertencias de acciones por sus respectivas conductas.

Los Gobiernos de Cuba y México y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), todos aliados del MAS, han expresado su rechazo a la "injerencia" de Almagro en torno al caso denominado "Golpe de Estado" por el cual fue encarcelada Áñez.

El Gobierno de Arce manifestó su molestia por los pronunciamientos de Estados Unidos y del Gobierno del brasileño Jair Bolsonaro sobre la situación en Bolivia.

Estados Unidos urgió el sábado a Bolivia a "defender" los derechos civiles interamericanos, aunque no mencionó explícitamente la detención de Áñez, mientras que el Gobierno brasileño expresó el martes su "preocupación" por la detención de la expresidenta y subrayó el apoyo que le dio cuando sustituyó "de manera constitucional" a Evo Morales.

La Cancillería boliviana informó anoche sobre reuniones separadas que tuvo el ministro boliviano de Exteriores, Rogelio Mayta, con la encargada de Negocios de Estados Unidos, Charisse Phillips, y el embajador brasileño, Octavio Días, en las que les recordó que deben "abstenerse" de "intervenir" en asuntos internos.

En esta jornada también se pronunció el Senado paraguayo para instar a las autoridades bolivianas que respeten los derechos procesales de la exmandataria interina.

Además, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, habló con el presidente Arce y le recalcó la importancia de respetar los derechos humanos y garantizar juicios justos tras las detenciones de Áñez y dos de sus exministros.

Jeanine Áñez está encarcelada desde el lunes mientras se realiza la investigación por el caso denominado "Golpe de Estado", en el que ha sido acusada de "sedición y terrorismo" durante la crisis de 2019 tras las elecciones fallidas que derivaron en la renuncia de Evo Morales a la Presidencia.

EFE

Loading...