Hay que tener sentido de pertenencia con el patrimonio cultural de Maracay

Las personas que residen en la ciudad de Maracay, municipio Girardot, estado Aragua, han manifestado la importancia que tiene apreciar el patrimonio de la zona donde se habita.

Loading...
Las esculturas y plazas de Maracay son patrimonios que se deben resguardar

Este caso aplica para la Ciudad Jardín, localidad que desde hace varios meses, personas inescrupulosas la despojan de sus obras culturales, que embellecen y le dan sentido a la entidad.

Y es que no son sólo las obras que han sido robadas, como la escultura La Maternidad, de Francisco Narváez, con más de seis décadas de antigüedad y considerada Patrimonio de la Humanidad, la cual se encontraba en el Complejo Cultural Santos Michelena, conocido como Casa de la Cultura, en Maracay, sino también el deterioro de las plazas y parques.

En este sentido, los entrevistados alegaron que ante estos hechos muchas personas han perdido el verdadero sentido de pertenencia, ya que se han robado sus obras emblemáticas y contribuyendo al desgaste y deterioro de las plazas, el aspecto de la Ciudad Jardín cada día se ve más opacado.
Al respecto, Ildemauro Rodríguez afirmó que la ciudad que lo vio nacer, actualmente la encuentra grotesca y antiestética.

"Desde hace muchos años Maracay es conocida como la Ciudad Jardín, caracterizada por ser hermosa y acogedora, y hoy en día son muy pocas las plazas que están cuidadas, pero lo peor de todo es que se estén robando el patrimonio que durante años han adornado y embellecido nuestras plazas y vías", dijo Rodríguez.

Por su parte, Miriam Quevedo calificó de "grotesco" el acto de robar los bustos y esculturas que están cargadas de fuerzas simbólicas e históricas.

"Yo entiendo que muchas personas están viviendo al igual que todos la crisis económica que atraviesa el país, pero estas obras nos recuerda como ciudadanos el vínculo y la relación que tenemos con nuestros antepasados, definitivamente este acto es feo y grotesco, porque debemos cuidar el patrimonio de nuestra ciudad", expresó Quevedo.

Asimismo, Yenireth Quevedo se mostró de acuerdo con la opinión de su madre, "además de que se roban las esculturas, muchos lugares no sólo de Maracay sino también de Aragua, se ven muy deteriorados, parques que durante años llenaron a familias de felicidad y regocijo, hoy se encuentran en completa destrucción".

El joven Pablo González comentó, "yo de verdad no veo la necesidad de robar una escultura, porque son cosas de la propia ciudad, que lo que hacen es embellecerla, es una tontería, si necesitan dinero sólo tienen que trabajar honradamente, como muchos lo hacemos".

Por otro lado, Dubraska Mederos considera que parte de que muchas zonas de la entidad se encuentren deterioradas es porque los mismos ciudadanos contribuyen a dañarlas.

"Todos en algún momento de nuestras vidas, hemos contribuido a dañar un lugar o una zona donde no se debe arrojar basura o escombros. Para lograr un cambio debemos empezar por nosotros, porque se han perdido los valores de pertenencia, porque estas áreas son públicas y nos brindan un espacio a los ciudadanos, debemos cuidarla y concienciar eso", alegó Mederos.

Luego de estas conversaciones, muchos maracayeros llegaron a la conclusión que para mantener un área libre de contaminación y basura se debe concienciar y tener la iniciativa propia de trabajar en no dañar el entorno, así como la de evitar caer en las tentaciones de robos de esculturas y obras que son un patrimonio histórico de la ciudad, que brinda y recuerda un vinculo importante con la historia de Venezuela.

JENNILET DÍAZ | elsiglo

Loading...