Crisis venezolana: ¿qué soluciones se necesitan para superarla?

VenezuelaVenezuela es un país que siempre ha sido referencia latinoamericana de progreso y desarrollo, que durante varias décadas fue conocida como una nación pujante y rica, a la que muchos migraban para buscar una vida mejor. Eso, desafortunadamente, ha cambiado drásticamente, y hoy es uno de los países con mayores problemas económicos del mundo, con una hiperinflación que pulveriza la estabilidad de sus ciudadanos y con un gobierno que parece no poder revertir tan mala situación.

La Venezuela saudita, como muchos la llamaban, la de los ciudadanos que constantemente viajaban a Miami, Estados Unidos, a comprar y pasear, popularizando aquella famosa frase de la época, muy venezolana: el “Ta’ barato, dame dos”, quedó en la historia, al igual que la bonanza de una nación que parecía eterna.

Hoy es una de los países más empobrecidos del mundo, con un nivel de vida insostenible, que mantiene en vilo a su población, con una hiperinflación que ha llegado al 2.000.000%, y que cada mes aumenta más en perjuicio de los venezolanos y de su calidad de vida.

Es una situación que a diario reseñan los medios de comunicación del mundo y que todavía no deja de sorprender a muchos: ¿cómo es que un país petrolero, con tantas riquezas, hoy está pasando por esa situación?

Entre los medios españoles que más cobertura y tratamiento más objetivo le han dado a las informaciones provenientes de Venezuela, destaca la agencia de noticias Iberian Press, la cual ha mantenido al día y bien informados a los españoles y al mundo entero, de todo lo que acontece en este país suramericano.

Muchos aseguran que la crisis venezolana se debe a la ascensión al poder en 1999 del  entonces presidente Hugo Chávez Frías, pero esta noticia en la agencia de noticias española Iberian Press, es tratada con más objetividad y análisis, al comentar que “fue en realidad por las políticas de las décadas posteriores que derribaron al primer país exportador de petróleo”.

¿Por qué la crisis?

Para entender la realidad venezolana hay que analizarla desde sus causas fundamentales  y no simplemente mirando las actuales consecuencias. Es un tema bastante complejo en el que intervienen diversos factores de toda índole que, sumados, provocaron la actual hecatombe que atraviesa esta nación.

Las expropiaciones de empresas privadas que se dieron durante varios años, en la gestión del presidente Chávez, y del actual mandatario Nicolás Maduro, han debilitado el aparato productivo nacional, haciendo que la producción decaiga a niveles jamás antes experimentados en la historia del país.

Iberian Press añade que “gracias a la poca capacidad de recursos y a la corrupción a la que fue sometida Venezuela a partir del año 2000, estas empresas terminaron quebrando, y aunque algunas siguen funcionando, solo generan un 15% de productividad”.

El férreo control cambiario también incide en la libertad económica y se expresa en cercos autoimpuestos por el Gobierno, que frenan la inversión extranjera y alejan las pocas que quedan.

Esa situación de productividad por el suelo, la alta corrupción y el control cambiario, han incidido en todos los ámbitos de la vida del país, y gradualmente, se ha venido acentuando con el bloqueo internacional y las sanciones económicas impuestas contra el Gobierno venezolano. Un peligroso cóctel que está destruyendo a Venezuela y que cada vez parece hundirlo aún más como país.

¿Qué se puede hacer?

Muchos especialistas afirman que se deben aplicar cinco medidas inmediatas que ayudarían a restablecer la normalidad y poner rumbo a Venezuela en un camino de recuperación económica e integración internacional, las cuales según reseña Iberian Press, son las siguientes:

  • Cambio de gobierno: para que nuevos actores trabajen en función de atraer inversión extranjera, para rescatar la moneda y acelerar una pronta recuperación económica.
  • Devolver empresas expropiadas: “el sistema productivo de Venezuela se encuentra monopolizado por empresas adjuntas al Gobierno o que son mixtas, por lo que se necesita un desarrollo macro de este sector para acelerar el proceso de recuperación”, refiere Iberian Press en su portal web, lo cual es una verdad que solo puede revertirse regresando las empresas expropiadas, para que contribuyan desde el sector privado a la reactivación de la economía
  • Liberar tasas de cambio: con lo que se daría más oxígeno al sistema cambiario.
  • Abrir un canal humanitario: para atender de manera urgente a la población víctima de esta crisis.

Solicitar la renegociación de la deuda: para que el país aumente su credibilidad y otras naciones puedan prestar recursos, y así ayudar a su recuperación.

Loading...