Iglesias del municipio Ribas abrieron sus puertas a los feligreses

Las iglesias católicas del municipio José Félix Ribas ya se encuentran con sus puertas abiertas para los feligreses, quienes quieran participar de las misas presencialmente, esto luego de que el Episcopado venezolano considerara la celebración de las mismas siguiendo los protocolos de bioseguridad.

Loading...
Las misas se están realizando los martes y jueves

En este sentido, las autoridades eclesiásticas de la entidad informaron que las conmemoraciones litúrgicas, las cuales se iniciaron el pasado jueves 5 de noviembre, están siendo llevadas a cabo con puertas y ventanas abiertas, así como también con las medidas preventivas ya conocidas como: el uso del tapabocas, gel antibacterial y el distanciamiento social, esto en el marco del decreto en su primera fase.

“Ya hoy hace ocho días recibimos el previo comunicado del que es la cabeza visible de la iglesia, la autoridad máxima en Aragua, que es el Obispo de la Diócesis de Maracay, donde se emitió el decreto para la reapertura de los templos los días martes y jueves en las mañanas, ya con la participación de los fieles en un 40% y tomando en cuenta las recomendaciones pertinentes para prevenir el Covid-19”, mencionó el padre José Miguel Vargas, párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe.

Del mismo modo, el Padre manifestó que en el municipio Ribas las misas se están celebrando en una sola ocasión a las 8:00 de la mañana, a excepción de los jueves que luego de esta, se inicia con las oraciones de adoración la Santísimo.

“Estamos comenzando con esta primera fase, posteriormente es posible que se establezca una segunda donde se flexibilice un poco más estas conmemoraciones donde escuchamos la palabra de Dios y participamos en el recibimiento de su cuerpo y sangre”, dijo Vargas.

Finalmente, el párroco victoriano señaló que igualmente se seguirán difundiendo las santas misas a través de las herramientas 2.0 a la luz de que todos puedan seguir participando desde sus hogares, entre tanto se regulariza el panorama y pueden volver en calma a la Casa de Dios.

“No nos queda más que seguir en la gracia de la Santísima Trinidad y nuestra Madre María, orando por nuestros hermanos desde cada una de nuestras trincheras. Por parte de nosotros, seguimos aquí en el municipio a la orden de la feligresía, quien es caracterizada por su entrega y fe. No quebrantemos, que pronto todo pasará y regresaremos al reencuentro entre hermanos”, puntualizó.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...