Cadena de cines en EEUU ofrece sus salas para alquiler

La mayor cadena de cines de EE.UU., AMC, anunció este martes que ofrecerá sus salas en alquiler para proyecciones privadas a grupos reducidos de personas tras informar recientemente de un trimestre de fuertes pérdidas por la pandemia de covid-19 pese a la reapertura de sus establecimientos.

Loading...

CadenaAMC reveló en un comunicado que durante octubre lanzó esta iniciativa a través de un programa piloto por todo el país sin hacer ningún anuncio a la prensa ni ejecutar acciones promocionales, y el resultado han sido 110.000 solicitudes de alquiler en cuatro semanas, lo que cuadruplica sus cifras de todo el año pasado.

Leer más: Academia de Cine francesa acalla críticas con estructura paritaria

La compañía ofrece las salas de sus casi 600 cines en EE.UU. a grupos de hasta 20 personas por un mínimo de 99 dólares para una selección amplia de películas populares y para estrenos recientes como “Tenet”, “The war with grandpa” o “Freaky” cobrará entre 149 y 349 dólares dependiendo del cine y la ciudad donde sea.

“No tiene precedentes que AMC recibiera 110.000 contactos en cuatro semanas para un alquiler privado de sala, basándose solo en el boca a boca y la publicidad orgánica, y estamos emocionados por el interés que ha generado entre los clientes”, dijo en la nota la responsable de programación y contenidos, Elizabeth Frank.

Las salas alquiladas se someterán a limpieza y desinfección como en el resto del cine, y los clientes tendrán que llevar mascarilla y distanciarse socialmente, mientras que pueden consumir comida y bebida sin un mínimo ni un costo adicional, de acuerdo a la nota.

Hace una semana, AMC presentó unos resultados devastadores para el periodo entre julio y septiembre, cuando comenzó a abrir sus establecimientos tras cinco meses cerrados por la pandemia, y registró unas pérdidas de casi 906 millones de dólares, mientras que su facturación se hundió un 91 % interanual, hasta 119,5 millones.

Desde que comenzó el año, acumula unas pérdidas de 3.643 millones de dólares -el año pasado en la misma fecha eran de 135 millones- y sus ingresos acumulados han caído un 73 %, hasta 1.079 millones.

En octubre, la compañía advirtió que podría quedarse sin liquidez a finales de este año tras experimentar una ocupación de butacas un 85 % menor tras reabrir a finales de agosto, por lo que ha recurrido a medidas como emisión de deuda o rondas de financiación, venta de activos y otro tipo de acuerdos con socios.

EFE

Loading...