Turismo en Brasil sigue con “pérdidas históricas” por covid

El turismo en Brasil tuvo en septiembre su mejor mes desde que comenzó la crisis de la pandemia en el país, con ingresos por 12.800 millones de reales (unos 2.253 millones de dólares), aunque con una caída de 35,6 % frente a lo facturado en el mismo mes de 2019, informó este martes la patronal.

Loading...
Foto: Referencial

Pese a la gradual recuperación del sector desde mayo, las pérdidas “son históricas”, según los datos de la Confederación Nacional de Comercio de Bienes, Servicios y Turismo (CNC).

Entre las cuatro áreas analizadas -agencias de viaje, cultura y esparcimiento, transporte de pasajeros y hostelería y alimentación- esta última fue la que registró los mejores resultados, con un 66,7 % del total de las ventas del sector turismo.

Aunque este segmento es el que muestra un mayor crecimiento, el nivel de ingresos fue un 30 % menor al registrado en febrero de este año debido a la a la baja tasa de ocupación en los hoteles.

De acuerdo con el estudio, los restaurantes y similares fueron los que más facturaron en septiembre -especialmente por servicio a domicilio- con ingresos por más de 6.600 millones de reales (unos 1.161 millones de dólares), mientras que hoteles y similares solo vendieron poco más de 1.500 millones de reales (unos 264 millones de dólares).

Sao Paulo, el estado más rico y poblado de Brasil, con unos 46 millones de habitantes, fue el principal centro de servicios turísticos en septiembre, con el 34,4 % de las ventas de todo el país, más del doble de lo que vendió la icónica Río de Janeiro (12,6 %).

Las actividades turísticas de la potencia suramericana vivieron su peor momento en abril, cuando la pandemia estaba en pleno auge en el país, mes en el que solo facturaron 4.000 millones de reales (unos 704 millones de dólares), lo que significó pérdidas de casi un 80 % en relación con el mismo mes de 2019.

Aunque desde mayo el turismo se ha venido recuperando con ingresos mayores mes a mes, las cifras aún están muy por debajo de las registradas en enero de este año, cuando Brasil tuvo ingresos por más de 20.400 millones de reales (3.591 millones de dólares), un mes donde ya se registraba una caída del 7 % en las ventas del sector en el comparativo interanual.

Según el estudio, la caída de la facturación en enero sumada al derrumbe de las ventas en marzo y abril han permitido que las tasas de evolución de los ingresos por turismo apunten a una fuerte recuperación desde mayo.

Esto “puede confundir la interpretación de los hechos económicos”, según Antonio Everton, economista de la CNC y responsable de la investigación, pues la crisis provocada por la pandemia ha ocasionado “pérdidas históricas” al sector.

EFE

Loading...