Aceitunas, pasas y alcaparras pasan del millón 500 mil

En víspera de la llegada del mes de diciembre, comerciantes del centro de Maracay informaron que los precios de las aceitunas, pasas y alcaparras se encuentran entre 1 millón 600 mil y los 3 millones de bolívares.

Loading...
 Aceitunas

Los precios varían conforme pasan las semanas

Ante estos altos precios, las ventas de estos rubros se mantienen regulares, a pesar de que muchos consumidores aprovechan octubre para adquirirlos y guardarlos en sus refrigeradores, de forma de abaratar costos y así preparar los platos típicos navideños.

Al respecto, Elías Katouch, comerciante de embutidos de la calle Vargas de la ciudad de Maracay, nos dijo que el precio del kilo de aceituna con hueso tiene un valor de dos millones de bolívares, las que no tienen hueso, usadas frecuentemente para hacer pan de jamón, salen en dos millones 800 mil el kilo, y el kilo de pasas se encuentra en dos millones 200 mil bolívares.

Además aseguró que hay pocas ventas debido a la situación general que vive el país debido a la crisis económica y a la pandemia por el Covid-19. “Vamos viendo como es el ritmo de las ventas, cada día la cosa se está poniendo más difícil”, añadió Katouch.

En este sentido, Maryori Remedios, trabajadora de un establecimiento de embutidos y repostería, nos comentó que a pesar de la situación de la pandemia muchas personas han salido a comprar estos productos, asegurando que las ventas han aumentado, sobre todo en la semana de flexibilización.

La trabajadora nos indicó que el precio de las aceitunas con hueso tiene un valor de un millón 608 mil de bolívares el kilo, las alcaparras un millón 846 mil por kilo, y el kilo de pasas un millón 670 mil bolívares.

Jorge Martínez dijo, “en estas navidades pienso comprar los ingredientes para preparar el pan de jamón, por razones de salud, obligado por la cuestión del coronavirus, es mejor prepararlo uno mismo y así evitar contagiarnos”.

Sin embargo, Yeimy Mendoza nos expresó que este año ve difícil realizar sus hallacas, argumentando que los productos están “muy costosos”, ya que de acuerdo al precio del dólar aumenta la comida”.

“El año pasado no hice hallacas, ni comí pan de jamón, la pasamos con mi familia y nos acostamos temprano”, sentenció Mendoza, mientras esperaba su turno para comprar en una charcutería.

LINO HIDALGO | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...