Protesta en la India contra la reforma agraria

Nuevos incidentes y disturbios aumentaron la tensión este lunes en varias regiones de la India, un día después de que el presidente del país, Ram Nath Kovind, refrendara varias leyes que impulsarán una reforma agraria, pese a las protestas de miles de campesinos que la califican de injusta.

Loading...
protesta
Foto: Archivo

Las protestas contra las nuevas leyes, que permiten a los grandes minoristas adquirir productos directamente de los agricultores, van en aumento desde que la semana pasada fueron aprobadas por el Parlamento y se sucedieron este lunes en varios estados de la India, después de que entraran en vigor con el visto bueno del presidente.

El estado septentrional de Punjab, uno de los que producen la mayor parte del trigo del país, epicentro de las protestas de la última semana, y Karnataka, en el sur, fueron testigos hoy de multitudinarias manifestaciones, a pesar de la alerta sanitaria en este país con más de 6 millones de contagios por la COVID-19.

Leer más:  Protestas en India por las polémicas reformas agrícolas

En Nueva Delhi al menos cinco personas fueron detenidas, después de que una veintena de campesinos prendiera fuego a un tractor frente al monumento de la Puerta de la India como símbolo del malestar colectivo.

La polémica se remonta a la semana pasada, cuando el Parlamento indio aprobó una serie de leyes agrícolas pese al fuerte desacuerdo de los partidos de la oposición, de varios sindicatos de agricultores e incluso de aliados dentro de la coalición gobernante liderada por el Bharatiya Janata Party (BJP), la formación política del primer ministro, Narendra Modi.

Las controvertidas reformas buscan desregular los precios y la cantidad vendida de ciertos productos básicos considerados esenciales, así como facilitar la agricultura por contrato. Además, quieren permitir la compraventa privada más allá de los límites físicos impuestos por los mercados mayoristas regulados por el Gobierno, también llamados mandis.

El Ejecutivo sostiene que los cambios beneficiarán a los agricultores y les ayudará a obtener mejores precios a través de un mercado más abierto y libre y a integrarse mejor en la cadena de suministro.

Pero los agricultores uno de los sectores más oprimidos de la India, con pobres ingresos, un incierto futuro y miles de suicidios al año por las deudas- temen que esto a la larga deje a los productores sin poder de negociación para vender sus productos y sin salvaguardas gubernamentales sobre el precio y la compra de bienes.

Además de los sindicatos de agricultores y campesinos, los partidos políticos de la oposición se han unido a las protestas y han pedido derogar las nuevas legislaciones.

El jefe de Gobierno del estado occidental de Rajastán, Ashok Gehlot, perteneciente al laico Partido del Congreso de la dinastía Nehru-Gandhi, y el jefe regional de la formación, Govind Singh Dotasra, entregaron hoy un memorando dirigido a Kovind en el que solicitan que se revoquen las leyes actuales y se enmienden.

Mientras tanto, el jefe de Gobierno de Punjab, Amarinder Singh, también del Partido del Congreso, organizó una sentada en una aldea y expresó su deseo de llevar al Tribunal Supremo las nuevas medidas.

Sectores del sector campesino aseguran que estas protestas son el “inicio de un movimiento” que no tendrá fin hasta que las polémicas reformas agrícolas sean derogadas.

 

EFE

Loading...