Semana de flexibilización colmó municipio Ribas

Inició otra semana de flexibilización ampliada y en el municipio Ribas, se observó gran cantidad de transeúntes y vehículos en las principales calles y avenidas de sus parroquias, pese a que no todos los sectores laboraron, los consumidores no tardaron en aprovechar para salir y adquirir los bienes y servicios que ameritaban.

Loading...
En las colas pocas medidas preventivas se tomaron en cuenta

Y es que, a pesar de que a principios de semana se conoció del incremento de casos por Covid-19, en esta parte del eje Este aragüeño los ciudadanos al parecer no se frenaron, pues colmaron la jurisdicción, ya no sólo en busca de productos de primera necesidad, sino los considerados como lujos, ya sean compras de calzados, ropa y demás implementos que en los días de radicalización poco se ven.

En este sentido, durante el recorrido realizado por el equipo reporteril del rotativo de los Valles de Aragua, se corroboró como en las avenida Francisco de Loreto, Rivas Dávila y las calle Páez, conocidas por mantener un buen volumen de personas, los locales permanecían con buena presencia de compradores, todo esto siguiendo algunas normas preventivas, entre las que destacan el uso de tapabocas y la implementación de gel antibacterial.

En sectores populares como Las Mercedes y La Mora, las lloviznas y amenazas de chaparrones no obstaculizaron el tránsito de los ciudadanos, quienes no sólo eran propios del territorio ribense, sino de municipios cercanos. Allí sin embargo, algunas tiendas no tenían tanta clientela como en jornadas anteriores, lo que facilitaba la entrada y salida de consumidores sin realizar largas colas.

Por su parte, los centros comerciales aunque a media máquina mantuvieron el mismo panorama de alto volumen de compradores, quienes se daban sus “Taquitos de ojo”, en las vidrieras y cazaban las ofertas, las cuales para el momento se encontraban a la orden del día.

Ahora bien, con respecto a las instituciones bancarias, específicamente las del Estado, la mañana de este martes se encontraban abarrotadas de usuarios en su mayoría adultos mayores, quienes a través de largas colas, aguardaban pacientemente para poder llevar a cabo las gestiones que necesitaban. No obstante el efectivo y las entregas de tarjetas fueron los ausentes, no sólo en estas oficinas, sino también en las privadas, lo que causó malestar en más de uno.

SERVICIO DE TRANSPORTE CAUSÓ MALESTAR

Siguiendo la senda, otra de las situaciones que llamó la atención durante el día de ayer fue la gran cantidad de personas que hacen uso del transporte público no sólo de Ribas, sino de Revenga, Santos Michelena y Bolívar. Allí las diferentes unidades colectivas que trabajaron se vieron abarrotadas de pasajeros, ninguna exigía el cumplimiento del distanciamiento y por el contrario los colectores tenían la misión de gritar a los pasajeros que debían correrse hacia atrás para que todas las personas que se encontraban en las paradas pudieran subirse a la unidad.

DANIEL MELLADO | elsiglo – La Victoria

Loading...