Tragedia de El Limón a sus 33 años es una imborrable marca de agua

Un día como hoy los recuerdos trágicos y tristes se manifiestan al rememorar que hace 33 años el río El Limon, en el municipio Mario Briceño Iragorry, en el estado Aragua se desbordó producto de las fuertes lluvias que desencadenaron el desastre natural que dejó en esta tierra una imborrable e histórica marca de agua.

Loading...
Foto: Archivos

Los registros señalan que ese día 6 de Septiembre de 1987 las intensas lluvias produjeron el desbordamiento del río El Limón, asi como derrumbes y aludes de tierra, que arrastraron todo lo que a su paso consiguió.

Tras haber arrasado los barrios El Progreso, Mata Seca y gran parte de El Limón, el torrente de barro y agua dejó un saldo aproximado de 100 personas muertas, cientos de desaparecidos, 300 heridos y miles de damnificados.

Foto: Archivo

La tragedia del río El Limón constituye un hito en cuanto a emergencia generadas por aluviones o deslaves en el estado Aragua, y fue hasta la fecha de su ocurrencia (1987) la inundación aluvial de mayor magnitud que afectara áreas urbanas en Venezuela.

Leer más:Por lluvias Sudán declara estado de emergencia por 3 meses

Detalla un documento histórico del programa “Nuestro Insólito Universo”, que la denominada “Tragedia de El LImón”  inicio a las 13:00 hlv., cuando el río “El Limón”, ubicado en el Parque Nacional Henry Pittier, se desbordo, producto de las intensas lluvias caídas en toda la región central del país, provocando deslizamientos de tierra que derrumbaron parte de la vía que conecta a Ocumare y Maracay.

Foto: Archivo

Ese día las fuertes precipitaciones prolongadas por un periodo de 6 horas, generaron 180 milímetros de agua, lo que equivale a las lluvias de aproximadamente dos meses normales, trayendo como consecuencia la saturación de los suelos, aunado a la perdida de material vegetal, producto de la intervención humana.

Todo esto provocó el desprendimiento de grandes masas de tierra, vegetación y rocas que se derrumbaron dejando bajo las aguas y el lodo gran parte de los sectores La Candelaria, El Progreso, Mata Seca, Los Rauseos, Arias Blanco, Valle Verde, Las Mayas y otros del sector El Limón.

Foto:Archivo

Las fuertes aguas afectaron también el área recreacional de Guamita, que desapareció totalmente y convirtió al conocido Parque Los Apamates en un camposanto.

el río llegó a causar estragos no sólo en el Municipio Mario Briceño Iragorry, sino en Maracay y Ocumare de la Costa.

En aquel entonces se describió como un evento de origen netamente natural producto solamente de las lluvias.

elsiglo

Loading...