Israel inicia curso escolar en medio de segunda ola de Covid-19

Israel inició hoy su vuelta al cole en medio de una segunda ola de COVID-19, sin controlar y un preocupante récord ayer desde el inicio de la pandemia de coronavirus, con los alumnos sujetos a estricta higiene, aulas en parques y teatros y grupos separados.

Loading...
Israel covid
Foto: Archivo

La incertidumbre por la pandemia y el riesgo de que los centros se conviertan en focos de infección -como pasó la primavera pasada- no hizo dar marcha atrás al Ejecutivo, que a última hora de ayer decidió no abrir los centros educativos en zonas con alta morbilidad, pero priorizó que alrededor de 2,5 millones de alumnos retomaran hoy la formación.

ESTRICTAS MEDIDAS HIGIÉNICAS

Los estudiantes de preescolar, primaria y secundaria volvieron a las aulas en horas separadas y con mascarilla, previa presentación de una declaración firmada por sus progenitores de que no tienen síntomas.

A la entrada de los centros, les tomaban la temperatura y lavaban sus manos con gel desinfectantes para asegurar los estrictos criterios higiénicos que marcarán su nueva rutina.

Transportes escolares, menores con sus padres y adolescentes con mochilas llenaron las calles a primera hora en la mayoría de localidades israelíes, a excepción de una veintena de ellas con altas tasas de infección donde unos 130.000 alumnos de más de 300 escuelas se tuvieron que quedar en casa.

“En épocas normales os abrazábamos como recordáis de la guardería, pero hoy no se permiten abrazos, esta es la primera lección”, dijo el primer ministro, Benjamín Netanyahu, que eligió un centro escolar de la colonia israelí de Mevo Horon, en el territorio ocupado palestino de Cisjordania, para inaugurar el curso escolar.

VUELTA AL COLE CON RÉCORD DE CONTAGIOS

La vuelta al cole se produce mientras Israel ronda los dos mil contagios diarios. Ayer -con 2.180 nuevos positivos- registró el mayor número de positivos desde el inicio de la pandemia, una cifra preocupante que evidencia no solo que la curva de contagios no remite sino que avanza.

El Ejecutivo ha invertido unos mil millones de euros para adaptar la infraestructura del sistema educativo, que ha reforzado con 13.000 nuevos profesores y asistentes, y mayores medidas de higiene.

SEPARACIÓN Y OPTIMIZACIÓN TECNOLÓGICA

Asimismo, la mayoría de cursos están divididos entre grupos separados de un máximo de 18 alumnos, y la formación se distribuirá entre clase presencial y virtual para cursos de primaria y secundaria: los alumnos irán entre dos y tres días a la escuela y el resto seguirán sus lecciones a distancia, a través de ordenadores y materiales informáticos optimizados para ello.

El Ministerio de Educación repartirá 150.000 portátiles entre la población más desfavorecida, y renovará o integrará infraestructuras tecnológicas en los 3.600 centros escolares del país.

En la costera urbe de Tel Aviv, el Ayuntamiento habilitó parques, teatros y espacios públicos abiertos para garantizar la separación entre grupos escolares y la distancia social, una regla esencial que los docentes temen no poder garantizar en los recreos y espacios de ocio en los que los alumnos tienden al contacto físico.

En esta ciudad liberal, más de 74.000 estudiantes iniciaron hoy el curso, y los más pequeños fueron recibidos por cientos de artistas callejeros “para levantarles la moral mientras empiezan un año académico” que será “desafiante”, concretó el Consistorio.

EVITAR QUE LOS COLES SEAN FOCO DE CONTAGIO

Queda por ver si el protocolo exhaustivo del Ministerio de Educación evita esta vez que los colegios se conviertan en focos de contagio, como ocurrió a mediados de mayo, cuando el país reinició el curso escolar, suspendido por la pandemia, y en medio de una rápida desescalada de la actividad económica que los expertos consideraron apresurada.

En pocas semanas, las infecciones se extendieron por escuelas e institutos tras detectarse positivos entre los alumnos, lo que obligó a clausurar cientos de centros y a poner en cuarentena a miles de estudiantes y profesores.

Ante el alto número de contagios, el curso acabó repentinamente a mediados de junio según confirmó a Efe un portavoz de Educación.

“Cuando abrimos las escuelas en mayo habían muchas cosas que no estaban organizadas de la manera correcta, pero creo que esta no fue la principal razón para la segunda oleada, sino más bien reuniones sociales masivas y bodas”, opina Nadav Davidovitch, director del departamento de Salud Pública de la Universidad de Ben Gurión y asesor del coordinador de Israel para la pandemia.

Jonathan Gershoni, profesor de inmunología molecular y virología en la Universidad de Tel Aviv, cree que Israel aprendió la lección de esa primera reapertura y considera que esta vez “la población tiene más herramientas, más educación y más experiencia para lidiar con el coronavirus”.

Ambos coinciden en que, mientras que las restricciones implementadas en esta vuelta al cole son importantes, aún hay cuestiones a mejorar, como la frecuencia en la que los niños asistirán a clase o la situación de los docentes que pertenecen a la población de riesgo.

“Cualquier institución educativa en la que haya al menos un estudiante” o docente positivo “se cerrará de inmediato hasta el fin de una investigación epidemiológica”, asegura a Efe una portavoz del Ministerio de Educación, que quiere evitar a toda costa que la vuelta al cole sea un fracaso, pese al riesgo de volver a las aulas sin haber superado los efectos más duros de la pandemia.

EFE

Loading...