Usuarios de las estaciones de servicio se llenan de paciencia

Los conductores viven con la preocupación de no tener el tanque de sus vehículos hasta el tope de combustible, situación que se agrava cuando el medio de transporte es a su vez el sostén de un hogar.

Loading...
Los motorizados se abastecen de gasolina de manera interdiaria
Los motorizados se abastecen de gasolina de manera interdiaria

En las distintas bombas se observan largas hileras de carros a la espera de ser atendidos, muchos de estos usuarios se mantienen día y noche pasando cualquier vicisitud para que tan sólo le puedan suministrar 20 litros de gasolina para sus vehículos.

Los expertos en la materia destacan que con esa cantidad de litros tan sólo alcanza para rodar pocos kilómetros, siempre y cuando el chofer esté alerta de no quedarse sin gasolina varado en cualquier lugar.

Este vía crucis lo están sufriendo en estos momentos muchos aragüeños que se quedan en desvelo haciendo la cola para poder llenar los tanques de sus vehículos, y poder bien sea trabajar o hacer cualquier diligencia personal.

De igual manera la crisis de combustible alcanza a los motorizados, quienes según comentaron a diario deben mantenerse en las colas para surtir sus unidades motoras y poder realizar sus rutinas diarias.

En este sentido, José Sánchez, vocero de los motorizados aparcados en la estación de servicio “La Ganadera”, señaló, “es importante resaltar que nuestras unidades son el sustento del hogar, aquí los motorizados somos una familia y nos turnamos para hacer la cola y poder ir trabajando según el ritmo que se imponga y a medida que vamos llenando el tanque”.

Además destacó Sánchez, “nosotros estamos haciendo la cola desde que comenzó el conflicto, aquí la gente amanece para surtir su moto, cada quien va y viene, hace su trabajo y luego regresa para poder echar gasolina; surtimos las motos de manera interdiaria y nosotros mismos mantenemos el orden para que todo trabaje con normalidad”.

Por otro lado, José Cristan resaltó, “yo estoy en la cola desde las 4:00 de la mañana para poder surtir mi vehículo, y estamos ubicados en esta estación porque supuestamente la gandola venía y aún no ha llegado, estamos a la espera”.

Cristan aseveró, “yo tengo aproximadamente quince días que no le pongo gasolina al carro, no lo he podido sacar por esta situación, pero es una necesidad para hacer las compras, comprar medicina, hacer diligencias, entre otras”.

Los conductores tanto de carros como de las motos no se despegan de los puestos que están en las colas, ya que temen que llegue el suministro y no estén en el momento de surtir y puedan “perder el chivo y el mecate”.

Sin embargo, entre estas necesidades y conflictos, los afectados han destacado que en algunas zonas de abastecimiento se logra formar un lazo de amistad, donde uno le
guarda el puesto al otro, porque tenga que salir por una situación determinada.

LARGAS COLAS DE TRANSPORTES  DE ALIMENTOS

Un verdadero calvario viven los choferes que transportan alimentos cuando les toca llenar sus tanques de combustible, ya sea gasoil o gasolina, pues las colas en las estaciones de servicio autorizadas son interminables, lo que genera malestar entre los transportistas del rubro alimenticio.

Al ser consultados acerca de la situación, muchos de ellos aseguran que dependiendo donde les toque abastecerse, es el tiempo que van a durar en llegar a su destino. El señor Luis Albarrán dijo, “somos un sector priorizado, pero igual una sola gasolinera habilitada no se da abasto para atender a las gandolas y camiones que transportamos alimentos, a veces debemos pasar 3 días haciendo cola, lo que implica trasnocho, no comer bien, para luego manejar largas horas para llegar a nuestro destino”.

Para Luis Graterol echar gasoil a su camión para transportar alimentos concentrados para animales se ha vuelto un desafío. “Para echar gasoil he tenido que pasar desde 6 horas hasta 3 días, lo que me agota físicamente y muchas veces después de pasar largas colas sólo me echan 60 litros cuando mi camión tiene 2 tanques de 90 litros cada uno, lo que me surten me alcanza para un viaje, ya que mis recorridos son largos. Deberían de organizarse mejor para que no pasemos tanto tiempo en la cola y de esta manera garantizar el destino seguro de los alimentos”.

Mientras que el señor Juan Alvarado, comerciante, dedicado a la venta de frutas y verduras manifestó, “en algunas gasolineras el servicio es bueno, pero en otras es pésimo, maltratan a los choferes, nos hacen esperar horas y horas, aplican la operación morrocoy, lento y muchas veces me voy con la mercancía y se me ha dañado porque me paro a echar gasolina, de esta manera es imposible trabajar”.

Los transportistas del rubro de alimentos piden a las autoridades encargadas de organizar el abastecimiento de gasoil y gasolina, para evitar las largas colas, el desgaste físico y sobre todo para garantizar que los alimentos no se dañen, ya que uno de los requisitos para llenar los tanques, es que nuestros carros estén cargados como prueba que estamos trabajando, terminaron diciendo los choferes.

JOSÉ CARPIO G. | IRIOS MÉNDEZ | elsiglo

Loading...