Brasil llega a 667 muertos y se alista para lidiar durante meses con el virus

El Gobierno brasileño informó este martes que el número de muertos por COVID-19 llegó a 667, con 13.717 casos confirmados de un virus que, según varios especialistas en medicina, circulará “potencialmente” en el país hasta septiembre.

En las últimas 24 horas, según el balance diario divulgado por el Ministerio de Salud, se han registrado 114 fallecimientos y 1.161 nuevos contagiados, lo que supone una aceleración respecto al ritmo que la pandemia ha tenido en Brasil desde el primer caso registrado en este país de 210 millones de habitantes, el pasado 26 de febrero.

El ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, dijo en una rueda de prensa que su despacho sigue preparando al sistema hospitalario para los “momentos más difíciles” mediante la adquisición de nuevos equipamientos, pese a los “problemas” generados por la alta demanda internacional, que presiona sobre todo a China, el mayor productor.

También explicó que se estudian alternativas para aumentar la producción nacional de máscaras y respiradores, aunque indicó que, en el segundo caso, “hay piezas que son muy precisas y todavía deben ser importadas”.

Mandetta apuntó que se aceleran también las investigaciones con algunos medicamentos, como la cloroquina, que ya es utilizada en el país sólo con pacientes críticos pero que pudiera ser aplicada en otros casos en un corto plazo, en función de los experimentos, ya que puede causar trastornos cardíacos o de visión, entre otros.

“Precisamos todavía un poco de tiempo” y “evidencias científicas” para “saber que no habrá efectos colaterales”, aclaró en especial sobre los posibles beneficios de la cloroquina, en la que deposita una enorme confianza el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien presiona por la utilización de ese medicamento en forma masiva.

EL PICO ENTRE ABRIL Y MAYO, PERO EL VIRUS HASTA SEPTIEMBRE

En un artículo conjunto publicado en la Revista de la Sociedad Brasileña de Medicina Tropical, el ministro Mandetta y un grupo de especialistas se dijeron convencidos de que el pico de la pandemia en el país será alcanzado entre abril y mayo.

“Aún cuando Brasil está intentando implementar medidas para reducir el número de casos, sobre todo centradas en el aislamiento social, se espera para los próximos meses un aumento de los casos de COVID-19”, dice el artículo.

También alerta de que “varios modelos matemáticos han demostrado que el virus estará circulando potencialmente hasta mediados de setiembre (cuando comenzará la primavera austral), con un pico importante de casos entre abril y mayo”.

El artículo reitera la preocupación de las autoridades sanitarias por la posible falta de equipamientos médicos y un eventual colapso del sistema hospitalario, pero insiste en que eso podrá “mitigarse” con diversas medidas preventivas, como el aislamiento social y el uso masivo de máscaras.

EFE

Loading...