Bien temprano maracayeros abastecieron de gasolina los tanques de sus vehículos

197

Ya suman tres semanas consecutivas con el racionamiento de la gasolina en todas las estaciones de servicio en Aragua y vamos en camino a un mes exactamente con ese drama, donde el Gobierno Nacional señala que el asunto se debe al bloqueo económico impuesto por los Estados Unidos contra Venezuela y los adversarios al presidente Nicolás Maduro expresan que el problema radica producto de las políticas del Ejecutivo Nacional.

Loading...
A pesar de las dificultades, los usuarios pernoctan horas por la llegada de las gandolas

Quien tenga o no la razón, las consecuencias de la falta de combustible las padece es el pueblo en general. En la lista se incluyen pobres y ricos, porque muchos de los ciudadanos para no decir todos, amanecen todos los días en una hilera de carros en las bombas de gasolina.

Incluso hacen colas de un día para otro expuestos a los problemas cotidianos como son la inseguridad, las clemencias del frío, la lluvia, hambre, sed y la falta de hacer necesidades fisiológicas.

argas colas se siguen apreciando en las estaciones de servicios

En fin de cuentas, se necesita del hidrocarburo para la movilización de los vehículos particulares, del transporte público y de carga pesada. Es decir para que el movimiento comercial, turístico, estudiantil y social, entre otras actividades de cualquier ciudad no se paralice.

Y a pesar de las limitaciones del supuesto bloqueo gringo o de las políticas nacionales, el Gobierno viene surtiendo de combustible a la estaciones.

Además, a comienzo de la semana, se militarizaron casi todos los referidos establecimientos para agilizar las colas y evitar el “bochinche” en las afueras de los negocios respectivos. Más de un oportunista se aprovecha de cualquier coyuntura para no calarse las inmensas colas.

DESPACHARON TEMPRANO

Durante un recorrido realizado este sábado por algunas estaciones de Maracay y la que está ubicada en la Autopista Regional del Centro, a la altura del sector El Venerable en La Morita e igualmente en la Encrucijada de Turmero, se pudo apreciar la llegada de gandolas provenientes de Yagua y de inmediato, luego de la descarga del producto, los operadores comenzaron a despachar a los usuarios para que se dirigieran a los distintos sitios de la región a cumplir con sus obligaciones y necesidades del quehacer diario.

Tanto militares como milicianos, así como funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana y de la Policía de Aragua trabajaron ordenadamente para agilizar las interminables colas que se comenzaron a formar desde tempranas horas de la madrugada y de esa manera atender la gran demanda por la falta de combustible.

HABLARON LOS USUARIOS

Alexis Díaz manifestó a elsiglo lo siguiente: “Yo comencé haciendo cola este sábado como a las seis de la mañana y quince minutos después llegó el cisterna. Y a eso de las 7:00 de la mañana empezaron a atender a los ciudadanos”.

Alexis Díaz dijo que el despacho fluyó lento pero de manera ordenada y nadie se coleaba

Dijo que en la estación de Santa Bárbara, en la avenida Bolívar Oeste, los soldados atendieron bien a la gente. El despacho fluyó lento pero de manera ordenada y nadie se coleaba. Mientras que Humberto Ortega, de oficio taxista, expresó que los profesionales del volante pasan trabajo para llenar los tanques de sus vehículos. “Yo gasto un tanque diario para movilizarme a distintos sitios de la ciudad”.

“Mi faena comienza a las 6:00 de la mañana hasta las 12:00 del mediodía y desde las 3:00 hasta las seis de la tarde, pero ahora con el asunto de la gasolina, he visto mermada mi actividad laboral”, agregó.

“Hoy (ayer) llegó temprano la gandola y eso me permitió rendir en mi trabajo de taxista. Sería bueno que el Gobier

Fernando Rojas señaló que la distribución de la gasolina en Maracay es normal

no regional habilite una estación de servicio sólo para los taxistas”, comentó.

Fernando Rojas, otro de los usuarios, manifestó lo siguiente: “Veo el tema de la gasolina como algo normal y muchos ciudadanos se angustian. El Gobierno está cumpliendo con la distribución del mineral, pero el nerviosismo de la gente conlleva a este “fenómeno de la cola”.

ES UN DRAMA

 

Carolina Albano dio su opinión al respecto en la estación El Trébol señalando que echar gasolina en la Autopista Regional del Centro es un riesgo y a la vez un drama para uno. “Uno hace la cola en el hombrillo de la ARC por necesidad y no sabemos si un “loco del volante”, de esos que se desplazan a exceso de velocidad, se nos viene encima” o sino salta al isla de la Regional del Centro, pudiendo ocasionar una tragedia vial. “Nos jugamos la vida”, agregó.

Carolina Albano expresó que es una agonía echar gasolina

“Vivimos una agonía por la gasolina”, afirmó la señora. “Y es la primera vez que echo aquí, porque me dijeron que atienden rápido y siempre hay combustible. ¿Será porque es una vía muy transitada?” Se preguntó.

“Eso de las colas es un drama terrible porque uno pierde mucho tiempo. Yo necesito hacer una diligencia temprano y por eso me vine a la ARC. A Dios gracias que llegó la gandola”, afirmó.

Concluyó manifestando, “nosotros debemos pedir a Dios para no acostumbrarnos a esto. El venezolano no está acostumbrado a estos tormentos y es una pesadilla estar así. Hay que buscar una solución para el bien de todos”, agregó la señora Albano.
Mientras que Juan Perera afirmó que la militarización de las estaciones ha funcionando de alguna manera normal, pero siempre hay un oportunista que quiere sobornar a quienes organizan la cola.

“Recuerde que vivimos en Venezuela y cada quien busca la manera de cómo conseguir la plata para suplir sus necesidades. La situación no está fácil y no sabemos cuándo cambiará este asunto de la economía”, dijo.

Rafael Seijas, quien trabaja en la estación de El Trébol, expresó un breve comentario señalando que “nosotros despachamos a diario 2 mil vehículos y todo fluye de manera organizada”.

Vale precisar que durante el recorrido realizado por el equipo de elsiglo por las estaciones de la Encrucijada de Turmero, se observó que llegaron temprano las gandolas y se comenzó atender a la gente. Las colas eran sumamente largas.

Mientras que las bombas situadas en el centro de Turmero y en la Intercomunal Santiago Mariño, a eso de las 11:00 de la mañana de ayer no estaban despachando a los ciudadanos producto de que no había combustible. Sin embargo, muchos de ellos tenían la firme esperanza de que el cisterna se presentara a esos sitios a descargar el hidrocarburo y así abastecerse de gasolina.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...