Lo acribillaron en una parada de “los rojitos” en La Cabrera

Entre las 9:00 y 10:00 de la noche de este lunes, sujetos aún desconocidos por las autoridades policiales, ajusticiaron a un ciudadano que esperaba una unidad de transporte público en una parada de los autobuses “rojitos” que cubre la ruta entre Cogollal y la ciudad de Maracay.

Loading...
Los proyectiles abrieron pequeños agujeros en la capa asfáltica de la carretera nacional

El hecho de sangre ocurrió en la parada, conocida como la planta Termoeléctrica Simón Bolívar en La Cabrera, y la víctima de ese acto criminal respondía al nombre de José Luis Gil Tejada. De acuerdo a la denuncia, la víctima que aparentemente residía en el sector El Deleite, en la población de Mariara del municipio Diego Ibarra del estado Carabobo, se encontraba enconchado en Cogollal, en La Cabrera, y se sospecha se escondía de sus enemigos.

Pensando que todo había pasado y que sus “enemigos” ya no lo recordarían, el hombre todo confiado se trasladó la noche del lunes a la citada parada, en donde esperaba un medio de transporte que lo trasladaría a Maracay o puntos intermedios.

De pronto se acercaron unos desconocidos y uno de ellos habría expresado a voz populi su comentario, señalando: “Te lo dije pajarito que en algún sitio te ubicaríamos para ajustar cuentas y nunca nos imaginamos que lo encontraríamos aquí”.

Seguidamente otro de los extraños visitantes desenfundó un arma de fuego presuntamente una pistola de alto calibre y le efectuó un disparo en la cabeza. Luego que lo vio tendido en la capa asfáltica aún agonizando sobre un charco de sangre, procedió a rematarlo a quemarropa.

Al menos se observaron seis perforaciones de proyectiles, todos en la cabeza, la cual quedó completamente desfigurada, según la información aportada a los reporteros de sucesos.
Al lugar se presentaron comisiones de la Base de Homicidios de Maracay y Caña de Azúcar, iniciando las averiguaciones de rigor y colectando los casquillos. Y en la mañana de ayer acudieron de nuevo al lugar re inspeccionando la escena del crimen.

Por otro lado, vale señalar que el suceso ocurrió a pocos metros de la planta Termoeléctrica Simón Bolívar, en donde se encuentra instalado un componente militar custodiando ese espacio, y los militares no hayan actuado rápidamente tras la captura de los homicidas. Se espera que los rostros de los homicidas hayan quedado registrados en las cámaras de seguridad del complejo hidrológico para que la muerte de José Luis Gil Tejada no vaya a quedar impune.

La zona, en horas nocturnas, es sumamente peligrosa

Mientras tanto, los vecinos se mostraron preocupados por los altos índices de inseguridad que se vive a diario en La Cabrera y sectores circunvecinos. “Ya uno no puede salir de nuestros hogares a la carretera nacional que conduce a Mariara y Maracay a altas horas de la noche, porque de lo contrario se convierte en una víctima“, dijeron los denunciantes.

Te asesinan a tiros y te roban. Esa es la realidad que vivimos los moradores de La Cabrera“, expresaron los denunciantes que no sé. Por lo tanto, demandaron mayor seguridad para los habitantes.

Loading...