El increíble mundo detrás del desbloqueo de iPhone robados y bloqueados con iCloud

Desde 2013, Apple vincula a cada iPhone o iPad activado una cuenta de iCloud. A través de ella podemos, más tarde, encontrar un teléfono perdido y evitar que se revenda en caso de que este sea robado. Esto ha reducido el jugoso mundo de los smartphones robados a una fracción de la que podría ser, al menos, en potencia. ¿Verdad?

Loading...

Partimos de que sí, y que la única forma de desbloquear un dispositivo iOS es mediante su contraseña y la contraseña de la cuenta de iCloud asociada. La realidad es que esto último no es del todo cierto. Según publican en un detallado reportaje en Motherboard, el submundo detrás del desbloqueo de los dispositivos móviles de Apple es más profundo de lo que uno pensaría en un primer lugar.

En principio, un iPhone robado y bloqueado mediante iCloud no puede ser usado con otra cuenta. Si usas esa cuenta, te expones a que el propietario original te localice en cualquier momento. Y eso es algo que, desde luego, pone trabas al comercio con estos cacharros que suponen la mayor fuente de ingresos de una de las mayores empresas del mundo.

Por tanto –y es algo que lleva sucediendo años–, los amantes de lo ajeno desmontan los dispositivos y los venden por piezas. Se habla de, por ejemplo, valores de 50 a 80 dólares por las cámaras traseras de un iPhone 7 Plus, u otros 30 dólares por un puerto de carga. Es algo que ha funcionado muy bien porque la propia industria de la reparación no cuenta muchas veces con proveedores oficiales de repuestos de Apple, por lo que estas piezas –cuya venta puede ser legítima en muchos casos, procedentes de teléfonos de operadoras, por ejemplo– adquieren un valor sustancioso.

Loading...