Goodell analiza presencia de minorías en la NFL y destaca partidos en México

El comisionado de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), Roger Goodell, dijo, este miércoles, en la rueda de prensa previa a la disputa del Super Bowl LIII, que su oficina está muy interesada en valorar todo lo relacionado con la presencia de las minorías en cargos importantes del cuerpo técnico.

Loading...

En este sentido, Goodell adelantó que la NFL tiene programada una reunión “Cumbre QB” en el Morehouse College de Atlanta para capacitar y asesorar a posibles candidatos a entrenadores en jefe.

REFERENCIAL

Después de una temporada en la que cinco entrenadores en jefe de minorías fueron despedidos y solo se contrató a uno, Goodell dijo que la liga necesita descubrir cómo crear más oportunidades para que los candidatos de minorías obtengan los puestos de entrenador de mariscales y coordinadores ofensivos que abren el camino a ser luego entrenadores en jefe.

Goodell también reiteró la buena relación que tiene la liga con las autoridades y socios mexicanos, a pesar de la cancelación que se dio el pasado otoño del partido de temporada regular que se iba a disputar en el Estadio Azteca con los equipos de los Chiefs de Kansas City y los Rams de Los Ángeles.

El comisionado reiteró lo importante que es tanto para el país vecino como para la NFL volver en 2019 al Estadio Azteca, que este año vio frustrado su partido por las malas condiciones que presentaba el terreno de juego.

“Tenemos una gran relación con las autoridades de México, con la gente y los aficionados y estamos orgullosos de ello. Todos quedamos decepcionados por no poder jugar ahí este año, pero creo que tomamos la decisión correcta”, señaló Goodell.

“Como todos saben fui a México para reunirme con el Presidente electo, ahora Presidente, y establecimos una buena relación, (y) con nuestros socios, y todos esperan nuestro regreso, como lo haremos, y seguiremos haciendo crecer el deporte en México”.

Goodell destacó que la presencia de la NFL en México es algo muy beneficioso para las dos partes ya que pueden mostrar todo lo positivo que hay en país como en el deporte del fútbol americano.

“Es muy bueno para México porque los pone en un escenario que considero es bueno para ellos mostrar los activos y valores que el país tiene, pero también es muy bueno para la NFL y para nuestros aficionados, que son lo más importante”.

Este año, los equipos que disputarán el partido en el Estadio Azteca serán los Chiefs y los Chargers de Los Ángeles, y será uno de los cinco partidos de temporada regular que la liga tendrá este año fuera de los Estados Unidos.

Los otros cuatro se disputarán en Londres con los duelos entre Carolina Panthers-Tampa Bay Buccaneers, Chicago Bears-Oakland Raiders, Cincinnati Bengals-Los Ángeles Rams y Houston Texans- Jacksonville Jaguars.

La fecha del partido a disputarse en el Estadio Azteca está aún por definir, como el resto del calendario de la temporada 2019 de la NLF que se espera quede listo entre febrero y marzo.

Uno de los problemas para que el calendario no esté cerrado es el litigio que mantiene la ciudad de Oakland con los Raiders a los que han demandado por no querer cumplir su último año de contrato de arrendamiento con la ciudad.

Nadie sabe todavía dónde jugarán los Raiders en 2019 porque ni podrán hacerlo en Oakland ni tampoco su estadio de Las Vegas, la nueva sede, no está programado para estar listo hasta 2020.

Goodell calificó de “desafortunado” que la ciudad de Oakland haya presentado una demanda contra el equipo, y que la liga necesita una resolución pronto para poder hacer su calendario.

En este sentido, Goodell dijo que cree que el dueño de los Raiders, Mark Davis, está decidido a encontrar una solución que mantenga al equipo en el Área de la Bahía una temporada más.

Sobre los casos de específicos de disciplina de jugadores, Goodell señaló que se ha realizado un “tremendo progreso” en la investigación de incidentes fuera del campo que involucraron al excorredor de los Chiefs, Kareem Hunt, que actualmente es un agente libre.

Pero que cualquier equipo que lo firme sabría que debe ser colocado en la lista de exentos del comisionado hasta que se llegue a una decisión final sobre disciplina.

Goodell informó que la liga continúa investigando las acusaciones contra el apoyador de los Redskins Reuben Foster. Y no descartó la posibilidad de que el receptor abierto de los Patriots, Josh Gordon, sea reintegrado de su suspensión de drogas más reciente, aunque adelantó que el enfoque de Gordon está en mejorar su salud.

“Esto va más allá del fútbol”, subrayó Goodell. “Esto es para ayudarle a salva su vida”.

Del caso del exmariscal de campo de los 49ers de San Francisco, Colin Kaepernick, que fue el promotor de las protestas durante la entonación del himno nacional y no ha vuelto a jugar en los dos últimos años tras presentar una demanda de colusión contra la liga, Goodell se limitó a repetir su posición que es un asunto de los equipos.

“La contratación depende de los equipos individuales, que son los que al final determinar a quién firman y no firman, y por lo tanto la oficina de la liga no tiene nada que ver con eso”, concluyó Goodell. EFE

Loading...