CACIQUE

En la calle Los Rosales del barrio Los Cocos, en la parroquia Pedro José Ovalles del municipio Girardot, se registró en horas de la noche del miércoles una situación, al parecer, irregular entre unos funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana y unos desconocidos de la zona.

Loading...

Se tuvo información preliminar que las comisiones policiales estaban en esa barriada tras la captura de un individuo conocido con el alias de “El Gordo Alex” y de pronto avistaron al sospechoso, a quien se le dio la voz de alto.

También le puede interesar: Muerta paramédico en accidente de tránsito

Sin embargo, el hombre desobedeció a la voz de alto e inmediatamente sacó a relucir un armamento, registrándose luego un enfrentamiento. Durante el intercambio de disparos, la persona cayó herida y en aras de garantizarle su vida fue trasladada a un centro asistencial de esa jurisdicción, falleciendo poco después de su ingreso. El hecho como tal ocurrió a las 8:30 pm.

Se trataba de Giovanny Alexander Ascanio, de 26 años de edad, apodado “El Gordo Alex”, quien portaba al momento de los hechos un arma de fuego, tipo escopeta, calibre 16 con empuñadura de madera, serial 55932.

Las fuentes comentaron que el individuo fungía como líder negativo en esa barriada y mantenía en zozobra a los habitantes de Los Cocos, San Carlos y San Luis en la jurisdicción de Girardot.

Se dedicaba al cobro de vacunas y robos a mano armada. La comunidad había consignado varias denuncias en su contra y ante el clamor público, los investigadores se trasladaron al sector, en donde se registró el enfrentamiento, con la intención de darle captura y entregarlo en manos de la justicia.

Mientras que los familiares que se encontraban en la mañana de ayer, en las afueras de la Morgue de Caña de Azúcar, ofrecieron otra versión, señalando que la persona había salido de la casa a comprar un relleno para las arepas y en el trayecto se tropezó con los funcionarios.
Dijeron que los sabuesos buscaban a unos delincuentes del sector y en ese momento Ascanio se cruzó en el camino de las FAES, suscitándose luego el enfrentamiento, en donde cayó herido.

Ángel Ascanio, tío, sostuvo que al parecer, los policías se equivocaron con su sobrino. “Hasta donde yo tengo conocimiento, mi sobrino no andaba en malos pasos ni mucho menos tenía cuentas pendientes con la justicia”.

Apuntó que el hombre se ganaba la vida de ayudante de albañilería para mantener a sus cuatro chamos, y agregando además que el suceso ocurrió exactamente a dos cuadras de la casa ubicada en la calle Brasil, número 17 del barrio Los Cocos en la zona sur de Maracay.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
foto | FAUTISNO PÉREZ

 

Loading...