5 pueblos malditos de España para visitar en Halloween

Loading...

El 31 de octubre se celebra Halloween 2018, una noche que podemos aprovechar para ver películas de terror, disfrazarnos de algún personaje terrorífico o acudir a alguna fiesta de Halloween, pero seguramente algunos tengan las ganas de pasar la noche en un lugar que sea realmente horripilante. Si eres de los valientes que prefiere pasar una noche de miedo, te descubrimos algunos pueblos malditos en España que os van a sorprender.

Pasar la noche de Halloween en uno de estos cinco pueblos puede ser una de las peores experiencias de vuestra vida, solo apta para los más valientes…

Belchite (Zaragoza)

Quizás el pueblo “maldito” más conocido de todos ya que fue arrasado a consecuencia de la Guerra Civil en 1937. El pueblo que solo tiene 1.600 habitantes, se quedó en ruinas a modo de recuerdo de la guerra y se construyó uno nuevo a sus pies (que levantaron prisioneros republicanos).

A lo largo de las dos semanas de batalla que arrasaron con el pueblo, cerca de 5.000  personas perdieron la vida, por lo que se ha generado una “leyenda negra” en torno a las ruinas del pueblo y diversos investigadores paranormales han relatado sucesos de sombras entre los edificios derruidos, el susurro de voces en la noche o que de repente se escuchen unas campanas en la zona en la que se conservan los restos de la iglesia.

Durante años el pueblo era visitado por vecinos y curiosos, pero desde 2007, Belchite está vallado y solo se pueden realizar visitas guiadas para conocer los restos, pero además existe la posibilidad de visitar el pueblo de noche los viernes y sábados y descubrir sus misterios.

La Mussara (Tarragona)

La leyenda del pueblo de la Mussara cerca de Reus en Tarragona es la de cuatro amigos que en 1991 salieron a buscar setas por el pueblo y uno de ellos nunca volvió.

Poco a poco el pueblo fue perdiendo habitantes y en la actualidad está considerado un pueblo maldito por aquellos que viven cerca y de hecho, se dice de La Mussara que todo aquel que entra, no sale ya que acaba en una dimensión desconocida debido a esa desaparición del joven mencionado, Enrique Martínez, y de otras personas que tampoco volvieron y han desaparecido misteriosamente a lo largo de los años.

Ochate (Burgos)

El pueblo de Ochate es un pueblo abandonado que se ubica en el Condado de Treviño, 14 kilómetros al sur de Vitoria., del que solo se conserva la torre de una antigua iglesia, la ermita de Burgondo rodeada además por unas tumbas antiguas antropomorfas, datadas del medievo.

Según cuenta la leyenda, el pueblo sufrió tres epidemias en solo diez años a finales del Siglo XIX, las cuáles acabaron con la vida de prácticamente todos los habitantes de Ochate. El resto de poblaciones colindantes se libraron de estas epidemias por lo que desde entonces fue considerado un pueblo maldito.

Con los años la leyenda en torno al pueblo fue creciendo y de hecho es uno de los lugares a los que acuden los amantes de lo paranormal, los cuáles testifican haber grabado psicofonías que se repiten, como la de la voz de una niña que pide a los visitantes que se vayan o una mujer mayor pidiendo cerrar las puertas.

Isla de Pedrosa (Cantabria)

Isla de Pedrosa es una isla en la bahía de Santander que queda unida por un puente a la localidad de Pontejos (de solo 1.500 habitantes), en la que por lo visto ocurren todo tipo de casos paranormales.

El origen de la leyenda de Isla de Pedrosa data de mediados del Siglo XX cuando se instaló en la isla un lazareto, que es una instalación parecida a un hospital especial en el que se recluyeron a pacientes con enfermedades contagiosas, como la lepra o la tuberculosis. Además, tenía un pequeño embarcadero para recibir a barcos mercantes con tripulantes que tuvieran enfermedades tropicales.

Poco a poco se fueron ampliando los pabellones a lo largo de la isla para ir tratando otras enfermedades, de modo que la isla y el el recinto pasó a ser conocido como Sanatorio Marítimo. La instalación dejó de funcionar como tal en 1989 y, tras años abandonado el pabellón más cercano a la carretera fue rehabilitado por el gobierno regional al transformarlo en centro de atención a drogodependientes. El resto de pabellones se conservan en ruinas y han acabado generando el interés de los amantes de lo paranormal que han sido testigos de sonidos de voces e incluso la visión de fantasmas de niños vestidos con ropa antigua y acompañados del fantasma de una enfermera.

Cortijo Jurado (Málaga)

A las afueras de Málaga, encontramos el Cortijo Jurado que no es un pueblo en sí, sino una hacienda burguesa que se construyó a mediados del siglo XIX por una de las más ricas familias de la zona. Una casa imponente que incluía una capilla y torre, rodeada por otras edificaciones que se dedicaron al ganado y para que las ocuparan los trabajadores, así que en cierto modo parecía un pequeño pueblo que con el tiempo acabó siendo abandonado.

El porqué, se debe a la leyenda que cuenta que tras la ruina de los dueños de Cortijo Jurado, la hacienda quedó abandonada de modo que acabó siendo un lugar en el que se  realizaban rituales sexuales satánicos y no solo eso, sino que además se decía que en el sótano de la casa principal se torturaba a jóvenes. Además el sótano tenía unos pasadizos subterráneos a través de los cuáles entraban y salían los invitados a los mencionados rituales.

Oficialmente se registraron la desaparición de hasta cinco jóvenes entre 1890 y 1920 que luego fueron halladas torturadas y asesinadas en los alrededores del cortijo. Además, los sótanos fueron utilizados como calabozos durante la Guerra Civil.

Recientemente, el cortijo fue restaurado con vistas a establecer un hotel, de modo que el complejo está en venta pero de momento nadie ha tenido la valentía de comprarlo.

Loading...