Retardo en la distribución del gas doméstico preocupa a los vecinos

Loading...

El retardo en la distribución de gas doméstico desde el llenadero de Coropo, municipio Francisco Linares Alcántara, comenzó a preocupar a los vecinos de diferentes sectores de los municipios Girardot, Lamas, Mariño, Libertador, entre otros.

Según testimonios de las amas de casa, los camiones repartidores no llegan a los barrios ni a los bodegueros encargados de la venta del mencionado hidrocarburo.

La gente en las colas se queja de la mala atención

Lamentaron que el problema siempre se origina desde el llenadero del sector Coropo. Cosa contraria sucede con el llenadero de La Julia, municipio Mariño, donde hay fluidez en la venta de las bombonas, y la gente no pierde mucho tiempo en la cola.

“Mi nombre es Ninoska Sierra, vengo desde La Pedrera para comprar gas, tuve que hacer una cola de casi 6 horas y eso no es justo. Lo hacemos por necesidad porque de lo contrario no podemos preparar nuestros alimentos”, comentó.

Sierra agregó que “los bodegueros del barrio aseguran que cada día se minimiza el suministro, sin embargo, nosotros vemos que pasan los camiones y dejan el gas en los negocios donde les conviene, es tiempo que también a los distribuidores se les ponga en orden”, exigió.

Luego Carmen Arteaga se quejó asegurando que “el problema en este llenadero comienza con el gerente, le siguen los choferes encargados de la distribución en los barrios. El gerente encargado de la planta cuando uno le consulta algo se pone malcriado y casi gritando nos dice que tenemos que esperar, así como lo hacemos cuando vamos a comprar comida”.

Relató que “la gente llega desde las 3:00 de la madrugada para hacer su cola, sin embargo, a las 9:00 de la mañana llegan los familiares del gerente y de los encargados de la planta y compran sin hacer cola, considero que deben de cambiarlo porque no sabe tratar al pueblo”.

Asimismo, Richard Nieves señaló, “es tiempo que Pdvsa llame a capítulo a los distribuidores, uno tiene que venir a este llenadero de Coropo por necesidad, pero hay que llegar casi de madrugada, este es un sitio muy peligroso pero uno tiene que arriesgar su vida. Creo que la gerencia de Maracay debe controlar a los distribuidores, porque ellos siempre dejan gas en los negocios de sus conocidos y eso se llama corrupción”.

También Yasmila Fernández se quejó que no es posible que tenga que hacer una cola de cinco horas para comprar una bombona de 10 kilos, los vecinos exigimos una respuesta y la pronta solución de este problema de distribución, si al llenadero llegan gandolas con gas doméstico, cómo es posible que se demoren tanto en atendernos, creo que el Gobierno tiene que poner verdaderos gerentes que trabajen por el pueblo”.

También Alberto Meneses aseguró, “seis horas haciendo cola y solamente venden una bombona por persona, el gerente de la empresa tiene que buscar la forma de mejorar la distribución, en los barrios no hay gas y la gente tiene que verse obligada a desplazarse hasta los llenaderos de Coropo y La Julia”.

LUIS CHUNGA | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...