Nonagenario incurso en homicidio será evaluado por psiquiatras

En horas de la tarde del martes, funcionarios de la Base de Homicidios de Santa Cruz con el apoyo de la Policía de Aragua, procedieron al allanamiento de la morada del nonagenario, señalado presuntamente de causar la muerte con un objeto contundente a su hijo de 58 años de edad, identificado como Víctor Toscano Palumba, cuyo hecho se escenificó en la parte interna de su residencia en la calle Caura de la urbanización Corinsa en Cagua del municipio Sucre.

De acuerdo a la versión no oficial, el armamento, con el cual el sospechoso amedrentó a los vecinos, fue localizado sobre su recámara y además incautaron municiones, así como elementos que guardan relación con el sonado caso que conmovió a los habitantes de la citada comunidad.

Se dijo que los investigadores ingresaron a la vivienda luego que la persona fuese trasladada bajo engaño a un sitio específico y eso facilitó el trabajo de los investigadores.

De regreso a su casa, el hombre entró en cólera expresando que los policías le habían robado su pistola. Asimismo preguntó por la salud de su hijo, y por recomendación de los investigadores, le expresaron que se encontraba recluido en un centro asistencial.

El individuo, cuyo nombre se mantiene bajo reserva, fue trasladado a la casa, mientras se canaliza su traslado a un centro psiquiátrico para ser evaluado científicamente y de esa manera determinar oficialmente si está o no en sus facultades mentales.

Permitir además a su hija Anna Toscano realizar las diligencias pertinentes para el entierro de su hermano. La ciudadana que ayer en la mañana esperaba retirar el cuerpo de Víctor, comentó a los periodistas lo siguiente: “La próxima semana veré si me llevo a mi padre a Caracas o tendré que recluirlo en un sitio especial, él no puede estar en ese urbanismo y los vecinos lo ven ahora con malos ojos, no es para menos por lo que mi padre hizo”.

Acotó que los funcionarios lograron su cometido de despojarle el armamento al presunto indiciado, pero “lo único que no estoy de acuerdo es que los pesquisadores reventaron los candados y no me esperaron a que yo me presentara a la residencia”.
Añadió que los dispositivos de seguridad están por las nubes y asimismo dejaron la casa “hecha un desastre”.

Como se informó en el diario elsiglo, los hechos ocurrieron entre la tarde y noche del lunes, cuando el nonagenario, en circunstancias que se desconocen oficialmente, tomó entre sus manos un objeto contundente (un palo) y se lo asestó en la cabeza a su hijo.

Toscano, herido en la cavidad craneal, fue trasladado por una comisión de la Policía Municipal hasta el Hospitalito de Cagua, donde falleció en el instante cuando estaba siendo atendido por los facultativos de guardia. A la víctima le apreciaron trauma craneal severo.

En medio de la furia, el individuo, de nacionalidad europea, atacó a tiros a una familia que tuve que alejarse de la zona por medidas de seguridad. Incluso una representación del Ministerio Público acudió al lugar, dando inicio a las averiguaciones de rigor y tomando además las entrevistas de los vecinos de la urbanización.

Vale resaltar que el hombre, durante la mañana del martes, haciéndose pasar por víctima, se montó en su bicicleta y se trasladó a la sede del Ministerio Público, donde consignó una denuncia.

Se habría querellado que los funcionarios presuntamente le habían robado un dinero y oro, pero nunca confesó su participación en la muerte de su hijo, quien padecía de esquizofrenia. Tramó su jugada para quedar bien parado ante la opinión pública.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...