Juez invalida argumentos que buscaban anular juicio a Martinelli por escuchas

Loading...
Media docena de recursos presentados por la defensa del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli que buscaban la nulidad del proceso por escuchas ilegales que le sigue la Corte Suprema fueron rechazados hoy por el juez de Garantías, en la continuación de la audiencia de fase intermedia o acusación.

También te puede interesar: Trump plantea a su Gabinete la posibilidad de invadir Venezuela

Imagen referencial

El magistrado juez de Garantías, Jerónimo Mejía, rechazó todos los incidentes de nulidad sustentados por la defensa y que habían sido contra-argumentados por la fiscalía y los querellantes.

Cada una de las mociones de nulidad fueron analizadas por Mejía, sustentando y argumentando las razones en las que se fundamentó para denegarlas.

El magistrado juez se explayó en la explicación relacionada con la moción de nulidad relacionada con la supuesta falta de imputación a Martinelli, un punto sobre el cual la defensa ha insistido sistemáticamente, incluso desde antes de que fuera extraditado por Estados Unidos el pasado 11 de junio por el caso de las escuchas.

Mejía manifestó que este es un asunto recurrente por parte de la defensa, a la que dijo no entender cuando plantea que a Martinelli se le debía notificar personalmente, y que al no hacerse, se le violaron sus derechos.

Con ese argumento de la defensa “se obvia que su defendido, por decisión propia decidió salir del país y renunciar al derecho personal de su defensa”, no así a la defensa técnica que han ejercido sus abogados, dijo Mejía.

Martinelli se fue de Panamá el 28 de enero de 2015, el mismo día que le fue abierta la primera de cerca de 10 causas penales por el Supremo, aunque solo podrá ser procesado por las escuchas como establece la extradición, aprobada por EE.UU. bajo la regla de especialidad prevista en un Tratado bilateral de 1905.

Mejía añadió que hay “innumerables pruebas” de que Martinelli “no tenía la intención de regresar al país y para ello dejó la responsabilidad de notificarse a un grupo de abogados”, que desde enero de 2015, cuando fueron notificados del proceso, han presentado “infinidad de recursos a favor de su cliente”.

Martinelli “estuvo fuera de Panamá por casi tres años a sabiendas de que acá existían varios procesos penales, entre ellos el presente caso”, y “litigó ampliamente en Estados Unidos para no ser extraditado”, indicó el magistrado.

Todos estos hechos, según Mejía, son indicativos de que “no quería venir a Panamá a enfrentar la justicia”, es más, agregó, en una entrevista de Martinelli con la cadena CNN “dice que él no quiere venir porque (Juan Carlos) Varela no lo quiere en Panamá”.

La actitud que mostraría que no se ha renunciado a la defensa personal habría sido comparecer voluntariamente al proceso y pedir una audiencia de imputación, “en caso de que verdaderamente se previera que una audiencia de este tipo era necesaria”, indicó Mejía.

Pero salir huyendo y después de ser extraditado pretender anular el proceso, es un verdadero despropósito procesal. Esta no es la finalidad ni de los derechos ni del proceso”, remarcó Mejía, que en su argumentación incluso echó mano del derecho comparado citando jurisprudencia de Colombia.

Mejía también rechazó las mociones de nulidad sobre el supuesto doble juzgamiento, violación del fuero electoral como diputado del Parlamento Centroamericano, inmunidad parlamentaria, sobre términos de la admisión de la causa, y sobre la admisibilidad de las querellas, señala un comunicado del Órgano Judicial (OJ).

La audiencia fue suspendida hasta el próximo lunes, cuando dará inicio a la fase del examen de la acusación presentada por el magistrado fiscal, Harry Díaz quien pide 21 años de prisión por este caso.

La razón por la que la audiencia se reanudará el lunes próximo es que Martinelli, de 66 años y con varias dolencias crónicas, debe asistir a dos citas médicas programadas.

Martinelli está detenido en la cárcel El Renacer, en las afueras de la capital, desde que llegó extraditado de EE.UU., donde estuvo preso un año en razón de la extradición por el caso de las escuchas ilegales telefónicas.

Fuente: efe

Loading...