Descubre qué significan los colores en las ropas sacerdotales

Cuando el cristianismo comenzó a divulgarse por el mundo, todos los predicadores se vestían de un mismo color: blanco, pero no era por casualidad.
Imagen referencial

Si bien los estudios de psicología de color, aparecieron muchos siglos después, los primeros “sacerdotes” utilizaron el color blanco porque era el color que se relacionaba con los filósofos.

Todos aquellos practicantes de filosofía, eran considerados sabios, eran admirados y respetados.

La filosofía es el amor al conocimiento, si bien muchas veces es incomprendida, todos los filósofos eran considerados genios. Los respetaban por su inteligencia y su estatus social estaba por encima de todos, incluso de los políticos.

Los filósofos más relevantes consiguieron incluso transformar sus nombres en corrientes que siguen estando vigentes en la actualidad. Volviéndose una especie de “dioses” dentro del mundo literario.

Los primeros predicadores del cristianismo querían obtener el mismo respeto, la misma admiración y sobre todo, el mismo interés por el nuevo aprendizaje que los filósofos, por eso, el color blanco fue el color predilecto de la Iglesia en sus inicios.

El blanco predominó por muchísimos años en los predicadores del cristianismo, pero con el paso del tiempo, los sacerdotes comenzaron a variar los colores para adecuarlos al calendario litúrgico.

El calendario litúrgico, reúne todas las fechas consideradas importantes para la religión católica. Fue el establecimiento de este calendario lo que dio inicio a una revolución de color en las sotanas de los sacerdotes, puesto que comenzaron a adecuar sus vestimentas según el día que se celebraba.

Si bien existen una serie de fechas invariables en el calendario litúrgico (Cuaresma, Semana Santa, Navidad, etc), cada parroquia cuenta con una serie de tradiciones propias de la idiosincrasia de cada región, por lo que cada celebrante –sacerdote o predicador-, podía vestirse según las tradiciones de su pueblo.

Para unificar la “moda” del clérigo y crear una identidad propia de la Iglesia, el Papa Inocencio III, publicó los 4 colores oficiales de la Iglesia: verde, blanco, rojo y púrpura. El negro se utilizaría únicamente para la cotidianidad fuera del templo.

El verde:

Es el color más frecuente y el utilizado en las misas diarias en las que no se celebre ninguna fiesta en particular. Se eligió por ser el color de la esperanza, la frescura y el bienestar.

El blanco:

Se utiliza para las fiestas más puras y libres de sufrimiento (Navidad, María Santísima la Virgen María, los ángeles y los santos no mártires). Es el color predilecto de las vestiduras del Papa, puesto que se le relaciona con la pureza, la santidad, la inocencia y lo divino.

El rojo:

Se utiliza para las fiestas en las que se ha derramado “la sangre de Cristo”, como por ejemplo la  Pasión de Cristo, el Viernes Santo, Pentecostés -la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles.-, Fiestas del Espíritu Santo, Fiestas de Apóstoles, los mártires –quienes han muerto en por su fe- y los evangelistas.

El morado:

se utiliza en Adviento -el inicio del año litúrgico- y Cuaresma. Se le relaciona en la Iglesia con el arrepentimiento y la penitencia.También es utilizado por los sacerdotes al momento de escuchar confesiones.

El sacerdote Sam Kachuba, explica que el negro es un color sombrío y que generalmente se relaciona con entierros y funerales y es justamente esa la razón por la que lo utilizan.

Como predicadores de la Iglesia “debemos morir para renacer como sacerdotes, dejar a un lado nuestras necesidades personales, para poder estar al servicio de todos”.

“El negro me recuerda que debo morir junto a mis deseos personales en orden de estar completamente disponible para las necesidades de los demás”, explicó.

Fuente: culturizando

elsiglo elsiglocomve elsiglotv

Loading...