Muertos dos amigos tras impactar la moto contra un poste

Momentos de dolor y tristeza fue lo que vivieron familiares y amigos de dos jóvenes trabajadores que trágicamente fallecieron la mañana de ayer al sufrir un mortal accidente vial en San Jacinto, donde impactaron la motocicleta en la que se desplazaban contra un poste.


Cabe destacar que el impacto contra el poste y la guaya estabilizadora de la estructura metálica fue tan violento, que los dos amigos fallecieron de forma instantánea.

Las víctimas quedaron identificadas como Daniel Aguilar Pinto, de 22 años de edad, con residencia en la calle Las Marías del barrio Casanova Godoy de Santa Rita, municipio Linares Alcántara.

Se conoció que Aguilar Pinto laboraba desde hace más de 4 años como técnico en refrigeración en la empresa Servipork, ubicada en Funda Coropo, y era el quinto de seis hermanos; era considerado un hijo ejemplar, pues ayudaba a su madre con los alimentos de la casa y otras necesidades familiares.

Su amigo era Assad Zughbi Tovar, de 20 años de edad, con domicilio en la calle Los Próceres de la urbanización Caridad del Cobre, municipio Mariño, quien trabajaba como asistente administrativo en la empresa Envaprimol.

Según lo relatado por Carmen Pinto, madre de Daniel, su muchacho tenía como costumbre trasladarse todos los fines de semana con su amigo Assad hasta el Parque de Ferias San Jacinto, donde compartían con otras amistades y sus parejas, pasando una noche amena.
Por lo tanto, la noche del viernes no sería la excepción, pues Daniel salió de su casa aproximadamente a las 11:00 de la noche, en compañía de su amigo, no sin antes comprar una botella de licor.

Al amanecer del sábado, la señora Carmen escuchó que unos vecinos llamaban a la casa y en voz baja le comentaron a otro de sus hijos que la moto de Daniel estaba tirada en el Parque de Ferias, y a un costado estaban dos cuerpos. De inmediato el hermano se trasladó al lugar, mientras que la madre se quedó en la morada con los nervios de punta.

Al llegar a la escena, el hermano de inmediato levantó la tela con la cual estaban cubiertos los cadáveres, quedando sorprendido al reconocerlos; ahora no sabía cómo llegar a su hogar y contarle la mala noticia a su mamá.

A los pocos minutos llegó a su casa y con lágrimas en los ojos contó lo ocurrido a la dama, quien no podía creer que su niño había tenido un trágico accidente vial, y sin pensarlo dos veces se dirigió al sitio.

“Ellos eran muy buenos amigos, siempre estaban juntos, mi muchacho era el que me ayudaba en casa y esa noche me dijo que saldrían a San Jacinto, compró una botella de anís y se marcharon”, contó la triste madre.

Por otra parte, el padre de Assad Zughbi Tovar, quien estaba en la sede del Servicio Nacional de Medicinas y Ciencias Forenses (Senamecf), comentó a la prensa que trató en vano de evitar que su hijo se fuera en la moto.

“Nosotros teníamos una reunión en casa y yo le insistí que no saliera, que se quedara, pero él estaba de terco que quería ir a San Jacinto, no pude detenerlo”, indicó.

Se presume que los dos jóvenes, luego de una noche de tragos, decidieron regresar al amanecer, pero afectados por el cansancio y la ingesta alcohólica, el conductor perdió el control de la unidad que se desplazaba aparentemente a alta velocidad.

Lamentablemente, la moto derrapó violentamente cuando salía del parque y estaban a pocos metros de incorporarse a la prolongación de la avenida Bolívar, con sentido a la Intercomunal, hasta estrellarse contra el objeto fijo.

Sin embargo, serán las autoridades de tránsito las que determinen oficialmente las causas de este accidente vial que enlutó a dos familias y segó la vida de dos jóvenes trabajadores.

RAIZA VILLAFRANCA | elsiglo
foto | FAUSTINO PÉREZ

Loading...