Nicaragua aguarda elusivo diálogo mientras protestas continúan y aumentan muertos

El número de muertos en las protestas en Nicaragua superó hoy el medio centenar, mientras las calles principales en algunas ciudades fueron escenario de enfrentamientos.
Imagen referencial

Más de 10 ciudades fueron escenarios de fuertes enfrentamientos en al menos 8 departamentos del norte, centro y Pacífico de Nicaragua.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) reportó este sábado la muerte de al menos 52 personas durante 25 días de manifestaciones, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado.

Los departamentos donde se registraron los mayores enfrentamientos fueron Chinandega, Granada, León, Managua, Masaya y Rivas en el Pacífico, así como Estelí y Matagalpa en el norte.

En la ciudad de Masaya los enfrentamientos se extendieron por más de 12 horas, en una lucha dispar, ya que las piedras y morteros artesanales de los vecinos no eran suficiente ante las ráfagas de tiros.

La Universidad Centroamericana (UCA), administrada por los jesuitas, llamó hoy a la comunidad universitaria de Nicaragua a defender “la vida de los estudiantes”, una parte de los cuales se encuentra atrincherado en campus estatales, por temor a represalias.

Cientos de estudiantes de medicina de diferentes universidades de Nicaragua marcharon hoy en apoyo a los compañeros de estudios que les fue negada la atención en hospitales, tras resultar heridos cuando protestaban.

“La salud es un derecho, no un regalo de un gobierno”, eran algunos de los letreros que podían leerse en medio de la manifestación.

Los futuros médicos también gritaban consignas como “¡No eran delincuentes, eran estudiantes!” o “¡Que vivan los estudiantes!”.

Nicaragua cumplió este sábado 25 días de una crisis, provocada por multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente Daniel Ortega, que comenzaron con protestas en rechazo a unas reformas a la seguridad social y que continuaron debido a las víctimas mortales de los actos de represión.

Ortega ahora tiene dos días para demostrar “signos creíbles de su voluntad” para participar en un diálogo nacional, conforme el plazo dado por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), antes de anunciar si continúa siendo mediadora en eventuales acuerdos.

Fuente: RT

Loading...