Detenido autor material del homicidio de músico

Funcionarios de la Base de Homicidios de Villa de Cura, a través de los análisis científico-técnicos y de entrevistas con la comunidad, se logró la identificación de las personas que dieron muerte a un músico, conocido como “El Furia”.
Imagen referencial

El crimen ocurrió a eso de las 6:30 de la mañana del día 12 de marzo en las afueras de la casa número 2, en la avenida del medio cruce con la calle 2 del sector Francisco de Miranda, en Villa de Cura, municipio Zamora.

La víctima de ese hecho de sangre fue identificada como Nelson Adolfo González, de 52 años de edad, de oficio administrador y músico, padre de dos hijos y muy apreciado en la comunidad.

De acuerdo con la versión de los voceros, el móvil del crimen se relacionó con el robo de las pertenencias de la víctima. Tres hombres, de aspecto mala cara, ingresaron por la parte frontal de la vivienda tras violentar una cerca metálica y de allí ingresaron desde tempranas horas de la madrugada al citado inmueble.

Esperaron a que el ciudadano saliera de su habitación para someterlo, y una vez que lo vieron en las afueras de la misma, lo interceptaron hasta causarle la muerte tras efectuarle varios disparos que hicieron blanco en la cavidad torácica. Al parecer, el músico se resistió a las acciones delictivas.


Servando Aquiles Medina Díaz, homicida, detenido

Una vez ejecutado el acto criminal, los sospechosos huyeron, y en menos de 15 días, los investigadores de Homicidios lograron la aprehensión de uno de los autores materiales, identificado como Servando Aquiles Medina Díaz, conocido con el remoquete de “Servando”.

(Lea también: Cicpc desmanteló centro de trata de blancas que operaba en Turmero)

Ahora los sabuesos andan tras la captura del resto de la banda, identificados como Maikol Barrada y un delincuente identificado con el alias de “El Deiker”.

Se informó que el sospechoso fue presentado ante un tribunal del Circuito Judicial del estado Aragua y en la audiencia especial se le dictó privativa de libertad.

De no asumir su responsabilidad, el presunto homicida afrontará una pena de unos 25 años de cárcel. Toda su juventud la pasará entre calabozos, demostrándose una vez más que el crimen “no paga”, y no hay como la libertad. En pocas palabras, destruyó su vida.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
foto | RAFAEL SALGUERO

elsiglocomve elsiglotv

Loading...