El cine venezolano llega a los 121 años de historia

El cine venezolano alcanza 121 años de historia con una notable diversidad en las temáticas abordadas así como una mayor variedad de los géneros cinematográficos desarrollados.

También suma en calidad técnica, discursiva y dramática, que lo ha hecho no solamente foco de atención del público en las salas de cine comercial, de arte y ensayo, igualmente ha sido merecedora de los premios internacionales más importantes en las últimas dos décadas.

Este domingo 28 de enero, el séptimo arte venezolano conmemora un nuevo aniversario desde la proyección en Maracaibo, en el occidente del país, de las primeras películas venezolanas: “Muchachas bañándose en la Laguna de Maracaibo” y “Un célebre especialista sacando muelas en el Gran Hotel Europa”, realizadas por el pionero Manuel Trujillo Durán.

Se proyectaron en 1897 en el Teatro Baralt de la capital zuliana, repleto de un público asombrado por las inéditas imágenes en movimiento, acontecimiento que se produjo apenas dos años después que se proyectara la primera película en la historia del cine por parte de los hermanos Lumière, en París, Francia, en 1895.

El mejor año del cine venezolano

Juan Carlos Lossada, quien fuera presidente del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (Cnac) en dos oportunidades, considera que el 2014 ha sido uno de los mejores años de la cinematografía nacional en las dos últimas décadas, como una nota publicada en el portal del Ministerio de Comunicación e Información.

Además de estrenarse aquel año 25 largometrajes, el cine venezolano alcanzó un récord histórico de audiencia, destacó Lossada.

Ese año, igualmente, se estrenó “Libertador” de Alberto Arvelo, que forma parte de una de las sagas más exitosas del cine venezolano, la histórica, junto con “Bolívar, el hombre de las dificultades” (2013), “Miranda regresa” (2014), “Azú” (2013) y “Taita Boves” (2010) de Luis Alberto Lamata.

En esta saga histórica, una de la más reconocidas del cine nacional, también sobresale “Francisco de Miranda” (2006) y “Manuela” (2000) de Diego Rísquez, así como “Zamora, tierra y hombres libres” (2009) y “La planta insolente” (2017) de Román Chalbaud.

El cine venezolano, en las dos últimas dos décadas, ha obtenido sus reconocimientos internacionales más importantes: el Premio Goya a la Mejor Película Hispanoamericana de España con “Azul y no tan rosa” (2013) de Miguel Ferrari y el León de Oro del Festival de Venecia (2015) con “Desde allá” de Lorenzo Vigas.

En el ámbito jurídico destaca la reforma de la Ley de Cinematografía del 2005, que promovió la asistencia del público a las salas de cine, ayudado también en buena medida por las nuevas historias, su calidad técnica y argumentativa.

La producción cinematográfica nacional igualmente recibió un gran impulso con la creación de la Villa del Cine en el 2006, complejo cinematográfico promovido por el gobierno bolivariano, que trabaja junto a la productora Amazonia Film.

La Villa se ha involucrado en la producción de más de un treintena de películas, largometrajes y cortometrajes, documentales y de ficción, que se han realizado en la última década.

Lea también: Colombia busca su primer Goya con el documental “Amazona”

Se trata de películas que han ganado más de 130 premios internacionales y nacionales, así como el reconocimiento del cine venezolano como uno de los de mayor crecimiento en América Latina y el mundo en las dos últimas décadas.

Fuente: Diario 2001

elsiglo elsiglocomve elsiglotv

Loading...