Carnicerías están cerrando porque los mataderos no cumplen con la regulación

Loading...

Douglas Mendoza, comerciante y encargado de un local expendedor del rubro cárnico, tras una consulta realizada por el equipo reporteril de este matutino sobre la escasez de carnes de res en los distintos mercados municipales de la ciudad, explicó que en su caso “realmente tenemos ya un mes exactamente que no hemos podido trabajar, solo vendiendo lo que hemos podido comprar que es cochino y cualquier cosa que uno pueda para solucionar, porque la regulación que puso el Gobierno no la está cumpliendo nadie en ningún matadero”.

Indicó que “al principio cuando vino la regulación fue cuando comenzaron a hacerlo, pero ya a la segunda semana ya no se venía cumpliendo lo establecido. Ellos (los de los mataderos) dicen que no les da la base por el precio que les ofrece el ganadero, entonces en vista de eso no nos quieren vender a nosotros los carniceros, para vender regulado, ningún matadero o mayorista”.

En este sentido, destacó Mendoza, que tal situación “nos está trayendo como consecuencia que no podemos vender carne y entonces, ¿así como trabajamos?, porque si no podemos vender tendremos que cerrar los negocios, igualmente, cómo hacemos nosotros con los empleados que tenemos, por lo tanto lo que necesitamos es que de manera urgente se busque una solución, porque ningún matadero te quiere facturar, y si lo hace es con doble facturación, te ponen el precio regulado en la factura que te van a cobrar y aparte te colocan otra factura con el otro monto que tienes que pagar adicional con el precio que ellos ponen, con el fin de cubrirse las espaldas, pero quienes nos vemos afectados somos nosotros, porque si a mí me fiscalizan y tengo una factura que compré con regulación, me van a obligar a vender la carne que compré a 60 en canal al precio regulado, por eso tuvimos que dejar de comprar y cerrar los negocios, todos están así, Mercado Municipal, Periférico, el Libre, el Mercado Principal del centro, además de muchas otras carnicerías también”, señaló.
Otro punto que resaltó el comerciante es que “no entiendo cómo en algunas carnicerías de la ciudad venden a 90 mil y hasta en 100 mil el kilo de carne y no las fiscaliza nadie ni los multan, y es una carne normal, de segunda, pero si uno hace eso el pueblo piensa que nosotros los estamos robando, porque te lo dicen, ‘esa carne está regulada’, entonces cómo hace uno para trabajar, estamos totalmente acorralados, y si seguimos así no sé a dónde vamos a parar”.

Señaló que “supuestamente vamos a ir a una reunión la semana que viene para ver qué solución se le va a buscar a esto, y es nuestra esperanza, porque a los muchachos trabajadores, que deben ser como 100 en total de los locales carniceros de este mercado, que se sustentan de la venta de la carne, no hayamos qué hacer para pagarles porque estamos ya ahorcados”.

Por su parte el señor José Yacumal, dueño de un local expendedor, explicó que el matadero no está despachando, “además el ganadero no está mandando ganado al matadero y con la regulación desapareció por completo la carne de una vez, y según ellos, los del matadero, y que no les da el precio. Nosotros únicamente como expendedores vendemos de acuerdo al porcentaje que nos dan que es un 30% si nos venden al 20 vendemos al 30 pero no la hay, ni cara ni barata”, concluyó.

YANIRA CEDEÑO | elsiglo
foto | DENYS SÁNCHEZ

Loading...