Feligresía ribense conmemoró Domingo de Pascuas

El último día de la Semana Mayor, cientos de fieles de todos los sectores del municipio José Félix Ribas, en el estado Aragua, participaron en medio de un ambiente de fe, devoción y esperanza por la resurrección de Jesucristo, de los tradicionales actos religiosos del Domingo de Pascuas, siendo la bendición del agua la más icónica y donde participaron más feligreses.

Feligresía ribense conmemoró Domingo de Pascuas. FOTO: CORTESÍA

Se realizó una visita a los principales templos católicos de la entidad, corroborando la gran afluencia de feligreses, quienes desde bien temprano coparon estos sitios de oración, para seguir pidiendo por el bienestar individual y colectivo, en ésta ocasión a través de la consagración del agua.

El padre José Miguel Vargas, párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe mencionó, “hoy estamos haciendo este acto hermoso, el cual es la bendición del agua, que no es más que una impresión de la resurrección de Cristo y de nuestra propia resurrección. Al bendecir el agua, hacemos que se convierta en signo del sacramento del bautismo, sacramento por el cual nosotros resucitamos”, expresó.

También te puede interesar: Conejos de Pascua visitaron la Colonia Tovar

Más detalles sobre el Domingo de Pascuas

Más a la zona agrícola del municipio, en la Iglesia del Buen Pastor, el padre Juan Carlos Rincón agregó: “El agua es un recurso importante de la naturaleza, motivo por el que elevo con ustedes mis oraciones al Santísimo, por todas las personas e instituciones que dependemos de ella, para que nunca nos falte y asimismo sea símbolo de purificación en nuestras casas o donde sea que nos desempeñemos. Es una tradición que aquí tenemos desde el año 2014 y que hacemos desde el río Aragua, para así bendecir a todo nuestro territorio”.

Por su parte, el alcalde Juan Carlos Sánchez, quien estuvo acompañado de su familia y la primera dama Odilen Crespo, puntualizó: “Una vez más estoy o estamos llenos de alegría por poder seguir llevando a cabo y participando de esta tradicional misa y bendición de nuestras aguas. Seguimos en familia participando de esta hermosa eucaristía, que es preparada por las autoridades eclesiásticas para todos los feligreses, las familias ribenses y para nuestros visitantes”, expresó el mandatario local.

Finalmente, este Domingo de Resurrección los ribenses participaron activamente de esta tradición que transciende de generación en generación, como símbolo de fe y que marca el final de la Semana Santa.

DANIEL MELLADO | elsiglo

MG