El presidente francés critica la estrategia israelí en Gaza

El objetivo del presidente francés, Emmanuel Macron , es lograr un nuevo alto el fuego entre la organización terrorista Hamás y el Ejército israelí, lo que debería conducir a un alto el fuego más duradero. Así lo expresó Macron el fin de semana pasado, durante una breve visita a la conferencia mundial sobre el clima COP28 en Dubai. El jefe de Estado francés dijo que quería aprovechar las conversaciones en Qatar para intensificar los esfuerzos para lograr un alto el fuego.

El objetivo del presidente francés, Emmanuel Macron , es lograr un alto el fuego entre la organización terrorista Hamás y el Ejército israelí

No causó mucha impresión con sus propuestas. Hamás sigue lanzando cohetes contra Israel. El ejército israelí ha ampliado su avance sobre las posiciones de Hamás a toda la Franja de Gaza. Hamás sigue reteniendo rehenes. Según las Naciones Unidas, la situación de la población civil en Gaza es catastrófica.

Macron duda de que se pueda destruir del todo a Hamás


Emmanuel Macron también cuestionó públicamente por primera vez los objetivos bélicos de Israel. “¿Qué significa la destrucción total de Hamás, y cree alguien que eso es posible? Aunque fuera posible, la guerra duraría diez años”, dijo el presidente francés en Dubái. La respuesta indirecta de Jerusalén no se hizo esperar. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, afirmó que continuar la ofensiva terrestre en la Franja de Gaza era la única forma de “derrotar totalmente” a Hamás. “Seguiremos persiguiendo todos nuestros objetivos bélicos”, subrayó Netanyahu en la televisión israelí.

En Dubai, el presidente Macron había exigido a los dirigentes israelíes que “definieran con más precisión sus intenciones y el objetivo final.” El fin de semana, un asesor de seguridad del primer ministro israelí habló vagamente de “zonas de seguridad” que se establecerían en las fronteras de la Franja de Gaza con Israel. Esto impediría que los terroristas volvieran a cruzar las fronteras. No se prevé una ocupación completa de la Franja de Gaza ni su administración por parte de Israel.

Fuera de la senda de la UE


Con sus declaraciones, el presidente francés se aleja de la posición oficial conjunta de la Unión Europea, definida en la última cumbre de finales de octubre. Los jefes de Estado y de Gobierno abogaron por breves “alto el fuego” para liberar a los rehenes y abastecer a la población. No se habló de un alto el fuego más duradero, pues no querían presionar demasiado a Israel.

Olaf Scholz, el canciller alemán, no está de acuerdo con Macron. Ya lo dijo en un debate el 12 de noviembre en Heilbronn: “Pero me alegra admitir que no creo que sea correcta la exigencia que algunos hacen de un alto el fuego inmediato o una pausa larga, que es básicamente lo mismo”. También con respecto a Francia, Scholz continuó diciendo que un alto el fuego significa, en última instancia, “que Israel debería dejar que Hamás se recupere y compre nuevos cohetes para que luego puedan disparar de nuevo. No podrán aceptar eso”.

Además de Francia, España y Bélgica también mostraron más comprensión hacia las preocupaciones de los palestinos que Alemania, por ejemplo, que respaldó claramente las acciones de Israel. La postura común de la UE sobre el conflicto de Oriente Próximo volverá a debatirse en la próxima cumbre de la UE, la semana que viene.

¿Postura equidistante hacia ambas partes del conflicto?


Por el momento, Emmanuel Macron parece apuntar a una postura equidistante hacia Israel y los palestinos. El expresidente francés Charles de Gaulle, ya había intentado situar a Francia en esa postura después de la Guerra de los Seis Días, de 1967. Israel derrotó a Egipto, Jordania y Siria, y obtuvo el control de Cisjordania, Jerusalén Este, la Franja de Gaza, los Altos del Golán y el Sinaí.

Inmediatamente después del ataque de Hamás a Israel del 7 de octubre, el presidente francés se solidarizó con Israel, sin ningún tipo de objeciones. Al fin y al cabo, Francia también ha sido víctima de ataques islamistas en varias ocasiones en los últimos años.

Sin embargo, cuando comenzó el bombardeo masivo del ejército israelí sobre la Franja de Gaza y murieron cada vez más civiles palestinos, la actitud de Macron cambió. Emmanuel Macron quiere evitar que el conflicto en el Cercano Oriente se extienda a la sociedad francesa. Así lo ha anunciado en un discurso televisado. El país cuenta con una comunidad judía muy numerosa y una comunidad musulmana aún mayor. El ataque homicida de motivación islamista contra transeúntes en París , el sábado 2.12.2023, fue el segundo atentado desde el inicio de la guerra entre Hamás e Israel.

Macron recibió apoyo de Estados Unidos


Este fin de semana, Macron recibió el apoyo de Estados Unidos a su última iniciativa en favor del alto el fuego y la protección de la población civil. En la conferencia sobre el clima celebrada en Dubai, a la que también asistió Macron, la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, afirmó que habían muerto demasiados palestinos inocentes. “Francamente, el nivel de sufrimiento, las imágenes y los videos que salen de Gaza, eso es simplemente devastador”, dijo Harris.

En un acto celebrado en California, el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, advirtió de que Israel tenía la obligación moral de proteger a la población civil. Su experiencia en la guerra contra el Estado Islámico en Irak le había demostrado que en la guerra urbana también hay que preservar a la población. “Si los echas en brazos del enemigo, puede que consigas una victoria táctica, pero sufrirás una derrota estratégica”, dijo.

elsiglo con información de DW

MV