Detenido esposo de la octogenaria asesinada en su apartamento

588

Las investigaciones entorno al asesinato de la señora Nadia Zeitoune de Kozakian, de 81 años de edad, dio un giro dramático luego de las declaraciones preliminares, pues el esposo de la mujer de origen sirio quedó detenido para averiguaciones.

De acuerdo a lo comentado a los periodistas de sucesos, Artin Karabet Kozakian, de aproximadamente 80 años de edad, no logró avalar sus declaraciones iniciales, de que se había tratado de un robo que terminó en la muerte de su esposa.

Los detectives a cargo del caso no encontraron lógica en su relato, y descartaron el robo para iniciar una investigación por uxoricidio, un crimen que a su vez impactó en la comunidad Siria de la región.

La información se dio a conocer en horas de la noche del sábado luego de que efectivos adscritos a la Base de Investigaciones de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científica, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Maracay, procedieran a tomar declaraciones al esposo y a dos de sus hijos.

Aunque no existe una versión oficial de lo ocurrido, se conoció que tras varias horas de interrogatorio, y gracias a las investigaciones realizadas por los sabuesos del Cicpc, se determinó que existen indicios que permiten procesar a Artin Karabet Kozakian por la muerte a tiros de su esposa.

¿QUÉ PASO?

Importante recordar que el uxoricidio se registró en horas de la tarde de este viernes 1 de julio, en el apartamento C, del piso 12, de Residencias Tamanaco, ubicada en la calle Santo Michelena, entre la calle Carabobo y Libertad, del municipio Girardot, en pleno centro de Maracay.

De acuerdo a lo comentado a los periodistas de sucesos, la octogenaria vivía en compañía de su esposo, y otras personas no identificadas, ya que sus cuatro hijos hicieron sus vidas en otras partes de la ciudad, inclusive fuera del país.

De acuerdo a la información disponible, en horas de la tarde de este 1 de julio, vecinos de ese conjunto residencial escucharon varias detonaciones en el interior del inmueble, pero por miedo a involucrarse en el asunto, decidieron no verificar qué había pasado.

Extraoficialmente se conoció que uno de los hijos de la señora Nadia Zeitoune de Kozakian se enteró de lo ocurrido cuando recibió la llamada de su papá, quien habría asegurado a su hijo que: “Alguien se metió al apartamento y había matado a su mamá”.

Al llegar al sitio, el hombre consiguió a su padre y a otros conocidos a las afueras del apartamento, que ya estaba tomado por funcionarios adscritos a la Base de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), de Maracay, quienes iniciaron las investigaciones de este misterioso caso.

Asimismo, hicieron acto de presencia funcionarios de la Policía Bolivariana del estado Aragua, (PBA), que se trasladaron al lugar de los hechos para colaborar con las investigaciones de los detectives del Cicpc.

Tras concluir las indagaciones oculares y recopilar testimonios de los familiares de la occisa y de vecinos de la residencia Tamanaco, especialmente el personal de seguridad, los sabuesos de la Policía Científicas procedieron a trasladar el cuerpo de Zeitoune de Kozakian a la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), ubicada en Caña de Azúcar, para que le practicaran la autopsia de ley.

Se conoció de manera extraoficial que la mujer recibió entre siete y nueve disparos de un arma de fuego, tipo pistola, en varias partes del cuerpo.

Esta información fue la misma aportada por uno de los hijos, quien aportó a las autoridades policiales su versión del hecho y los datos que manejaba desde el momento en que llegó a la escena del crimen.

¿LA MATARON PARA ROBARLA?

Tras conocerse este dantesco acontecimiento, al principio se manejaban varias hipótesis en torno a este misterioso crimen, que toca a la comunidad Siria de la ciudad, pues la mujer asesinada tenía propiedades en el ramo de la mueblería y otros comercios.

Primeramente, el motivo del robo surgió como hipótesis primaria, incluso fue reflejada provisionalmente en la minuta policial. Según esta versión, al parecer un individuo aún por determinar su identidad ingresó en el apartamento 12-C, de Residencias Tamanaco con la finalidad de robar pertenencias de la familia Kozakian Zeitoune.

Presuntamente, el ladrón habría sido descubierto por la señora Nadia de Kosakia, y supuestamente le propinó los disparos para así poder ejecutar el robo. Al cierre de esa edición se desconocía si efectivamente se llevaron del apartamento algunas propiedades, o si en la escena del crimen se verificaron señales de violencia.

TODO POR UNA HERENCIA

En el transcurso de este fin de semana, algunos elementos nuevos surgieron durante la investigación al entorno familiar de la mujer asesinada, y algunas circunstancias familiares que pudieran haber sido el detonante del crimen.

En este sentido, se supo que los detectives del Cicpc se encontraban entrevistando a los familiares de la víctima, para que den información de importancia sobre el crimen y así dar en la brevedad posible con el asesino.

Durante estas indagaciones, los detectives dieron pasos seguros para determinar el responsable del homicidio de Zeitoune de Kozakian, y durante todo el día del sábado determinaron que existen suficientes indicios para que el Ministerio Público impute a Artin Karabet Kozakian por oxoricidio.

El giro dramático de la investigación desmintió la primera hipótesis sobre un presunto robo y posterior homicidio en el inmueble, ya que al parecer, Artin Karabet sostuvo una fuerte discusión con Zeitoune de Kozakian por una presunta herencia.

De manera extraoficial se conoció que la señora Nadia, con propiedades en el ramo comercial, especialmente de la mueblería, pudo haber excluido a Artin Karabet de la repartición del patrimonio familiar, haciendo que este tuviera esta reacción trágica.

Presuntamente, el hombre sacó un arma de fuego y le propinó nueve disparos a la señora de origen sirio, dejándola tirada en el suelo de la sala del inmueble.

Con la finalidad de ocultar su crimen, optó por jugarse la carta de la inseguridad, llamando a uno de sus hijos para relatar que un desconocido entró al apartamento y había asesinado a su madre.

No obstante, los detectives a cargo del interrogatorio recopilaron datos que descartaban el robo, y que apuntaban hacia el entorno familiar, abriendo las puertas a una historia de crimen en el seno de una familia que en las fotos de las redes sociales mostraban una absoluta normalidad.

Luego de este giro, el hombre también de origen sirio, fue detenido y llevado al calabozo de la Delegación Municipal Maracay, según relataron a los periodistas de sucesos.

Hasta la fecha no existe un pronunciamiento oficial de las autoridades sobre este caso, y se espera que en las próximas horas revelen más detalles del uxoricidio que ha impactado a la colectividad maracayera, especialmente, en el ámbito sirio y comercial, donde la familia Kozakian era ampliamente conocida.

Para finalizar, es importante recalcar que el día de hoy se vence el lapso para que el fiscal a cargo presente al acusado ante los tribunales pertinentes. Se espera que sea imputado por los cargos de homicidio simple y por posesión ilícita de un arma de fuego.

LINO HIDALGO | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA