En Las Trinitarias la luz se volvió un dolor de cabeza

322

Una comodidad acogedora, con una ubicación envidiable, rodeada del verdor de los árboles, un escenario natural de fondo como es el Parque Nacional Henri Pittier, y muchos vecinos que a lo largo de estos 22 años de consolidado se han vuelto una familia.

Para los vecinos de esta apacible comunidad, el sistema de energía eléctrica se ha convertido en un dolor de cabeza, ya que en varias ocasiones las fallas se han transformado en situaciones incontrolables, ocasionándole daños a los electrodomésticos y peor aún una situación de zozobra generalizada.

Elsiglo