Consejos para emprendedores

127

“Las personas auto responsables están orientadas a las soluciones”

Perseverante en el análisis dentro de la investigación, la metodología y el estudio de la comunicación, Daiyireth, entre sus libros de cabecera reúne compendios en el área de su formación académica, literatura y biografías; de estos últimos, tiene un trato especial por la figura que representa Jack Ma (Ma Yun) fundador y presidente ejecutivo de Alibabá Group, que en algún momento se convirtió en uno de los ciudadanos más poderosos de China.

Daiyireth

Aunque no se ha iniciado como emprendedora, ha seguido ese movimiento en el país, teniendo experiencias muy cerca de familiares y amigos que decidieron darle forma a su idea y con esfuerzo han consolidado sus negocios.

Daiyireth asegura que cada vez que le consultan sobre el tema, de inmediato trae a colación a Jack Ma, porque el personaje transformó su idea en un emporio empresarial a escala mundial.

Ella, antes de iniciar sus recomendaciones, cita al multimillonario chino “Si uno quiere ganar a lo grande también debe apostar en grande”. Estos son algunos de sus consejos, tomando como referencia al fundador de Alibabá Group:

  1. Aprende a vender: No importa a qué te dediques o quién eres, siempre en tu día a día, vendes algo; vender es influir para conseguir un determinado resultado.
  2. Los hábitos: Las personas exitosas no se lamentan ni se quejan; todos tenemos el derecho a decaer emocionalmente en alguna ocasión, a sentirnos tristes en algunos días, a tener dudas y estar confundidos con el futuro, eso es algo normal, pero cuando eso se convierte en hábito, es peligroso, porque nuestros hábitos modelan nuestros comportamientos y se hacen fuertes, por eso, cuando la negatividad se repite, hay que ser proactivos para contrarrestar y se puede lograr, leyendo biografías inspiradoras, escuchando música estimulante, ver algún video o documental que te sirva de motivación, haz una llamada o toma un café con esa persona que te inspira.
  3. Las ideas y la creatividad empiezan con la intención: si quieres algo y le pones pasión, con el tiempo encontrarás la oportunidad. Tus creencias acerca de quién eres y tus posibilidades condicionan tu vida, a menos que seas consciente de ello y las cambies; uno siempre establece sus objetivos y aspiraciones en función de la imagen que tiene de sí mismo. Cada persona vive de acuerdo al patrón de sus creencias (limitaciones) mentales; todo cambio verdadero empieza cuando tiene mejores conceptos de sí mismo.
  4. Las peores cualidades de un emprendedor son: ser arrogante, no saber evaluar una situación, y no tener visión de futuro. Evita estos tres conceptos cuando emprendas; la primera conduce al precipicio porque a menudo viene envuelta de los siguientes ropajes: no escuchar, ser autosuficiente y despreciar a la competencia. No saber evaluar la situación conduce a tomar decisiones equivocadas, si fallas en el diagnóstico fallas en la solución, y si te equivocas en la solución, fracasas. La incapacidad para ver el futuro vas a estar en medio del pelotón y a quedarte obsoleto. Ser reactivo nunca permite estar en una situación de liderazgo, sólo ser uno más y así simplemente se sobrevive.
  5. Las oportunidades están donde hay problemas y gente quejándose: Si hay un problema o el cliente se queja, es debido a que a la gente no se le está dando algo que quiere y por tanto, hay un potencial nicho de mercado a explotar. No tiene sentido crear nada sino es fruto de la frustración de encontrarte con cosas que no te gusta cómo funcionan y que los demás no hacen bien; aplica la teoría de la frustración al emprendimiento y cosecharás beneficios. Lo que un aspirante a emprendedor debe preguntarse es, qué me frustra, qué frustra a los consumidores, qué no está funcionando, y si crees que puedes solucionarlo, entonces tienes un negocio.
  6. El compromiso: La mayoría de la gente no consigue lo que quiere porque no hace lo suficiente para conseguirlo, y no hace lo suficiente porque no estás comprometido con los resultados. Si no estás comprometido, no habrá resultados. Hacer realidad tus sueños depende de entregarse por completo a algo, hacer lo que haga falta en el tiempo que haga falta, los empresarios comprometidos sobreviven, los emprendedores no comprometidos desaparecen; si quieres tener éxito en cualquier cosa, debes implicarte al 100% con ello.
  7. Las excusas: Si quieres tener éxito y ser un ganador nunca justifiques un fracaso, acepta tu responsabilidad y aprende; sólo hay un camino hacia el éxito, hacerte cargo de ti mismo. O te responsabilizas de tu vida y tus resultados, o te vuelves vulnerable y caes en manos de terceros y del entorno. Las personas auto responsables están fuertemente orientadas a las soluciones, mientras los que no, están fuertemente orientadas a las excusas y el problema de buscar excusas, es que si uno las busca, siempre las encuentra. Tú eres el problema, tú eres la solución, todo comienza y termina en ti.

Te recomendamos: 12 tips para una idea

HÉCTOR BRICEÑO | elsiglo