Alemania recibió hasta ahora 50.000 refugiados ucranianos

155

La policía federal de Alemania ha contabilizado hasta este lunes la llegada al país de 50.294 personas huidas de la guerra de Ucrania, aunque no se está produciendo un registro sistemático de los recién llegados, informó hoy el Gobierno.

Alemania
FOTO: REFERENCIAL

Un portavoz del Ministerio del Interior, Maximilian Kall, indicó en una rueda de prensa en Berlín que la mayoría de los ucranianos que llegan a Alemania disponen de pasaportes biométricos, por lo que pueden entrar sin visado y quedarse hasta 90 días sin tener que dar parte a las autoridades.

Las cifras mencionadas, precisó, proceden de controles policiales realizados sobre todo en las estaciones de trenes de Berlín y de Fráncfort del Óder, en la frontera con Polonia, para obtener información sobre quiénes están arribando al país.

Kall afirmó que no es posible predecir en estos momentos cuántos refugiados ucranianos se establecerán en Alemania y cuántos proseguirán con su viaje.

“Sabemos que en Italia y España existen grandes comunidades de ucranianos, y muchos de los que llegan quieren continuar su camino para reunirse con sus parientes y amigos,” destacó.

“Según la información de la policía, muchos tienen familiares y allegados, pero no tienen obligación de decir a dónde van,” afirmó, y agregó que el Gobierno central y los estados federados se están coordinando para aumentar la oferta de alojamiento para quienes lo necesiten.

También te puede interesar: Israel recibe 400 ucranianos judíos pero sin consenso para acoger refugiados

Por otro lado, el portavoz precisó que el acuerdo europeo para ofrecer un estatus de protección temporal a los ucranianos ya está en vigor y no necesita ser trasladado a la legislación alemana.

Explicó que quienes quieran establecerse temporalmente en Alemania deberán registrarse en la oficina de extranjería local, lo que les dará acceso a un permiso de residencia de un año, prorrogable a tres, y a un permiso de trabajo.

Aunque bajo este sistema los ucranianos no se verán obligados a solicitar asilo para poder quedarse en el país, sí que tendrán derecho a las ayudas existentes para los refugiados que lo hacen.

Además, Alemania tratará por igual a las personas de nacionalidad ucraniana y a quienes residían legalmente en aquel país cuando estalló la guerra por motivos de trabajo o estudios, que también podrán optar al permiso temporal de residencia independientemente de su ciudadanía.

“Ahora mismo se trata de ayudar a los que consiguen salir de un territorio de guerra y salvar vidas, así que esto no debe depender de su pasaporte,” afirmó Kall.

Este fin de semana, varios testigos presenciales denunciaron que la policía alemana interceptaba e interrogaba exclusivamente a personas negras cuando los primeros trenes procedentes de Polonia y cargados de refugiados cruzaron la frontera.

La policía rechazó las acusaciones de racismo y afirmó que el propósito de los controles es evitar que con la excusa de la guerra entren en Alemania ciudadanos de terceros países que no residieran habitualmente en Ucrania.

El portavoz del Ministerio del Interior afirmó hoy que está descartado introducir controles fronterizos sistemáticos en la frontera con Polonia, ya que es importante preservar la libertad de movimiento en el espacio Schengen.

EFE